*
El estómago y los intestinos  

Copyright © Nucleus Medical Media, Inc.

Definición  

La gastroparesia es un trastorno que afecta el aparato digestivo. Durante la digestión normal, el estómago descompone los alimentos y luego se contrae para empujar el alimento hacia el intestino delgado. Cuando se padece gastroparesia, hay un retardo en el vaciamiento del estómago. En este caso, el alimento se desplaza lentamente a través del tubo digestivo, o no se desplaza en absoluto. Esto puede suponer un problema, dado que el alimento puede endurecerse y ocasionar obstrucciones, náuseas y vómitos. También es posible que comiencen a proliferar bacterias. La gastroparesia es una condición potencialmente grave. Requiere atención médica.

*

Causas  

El desplazamiento de los alimentos por el aparato digestivo es controlado por el nervio vago. La gastroparesia se produce cuando este nervio está dañado.

*

Factores de riesgo  

El principal factor de riesgo es la diabetes . La diabetes puede dañar el nervio vago, lo que puede producir gastroparesia. La hipoglucemia también puede dañar los vasos sanguíneos que trasportan nutrientes y oxígeno al nervio vago, lo que le impide funcionar correctamente. Otros factores de riesgo incluyen:

  • Enfermedad de reflujo gastroesofágico (ERGE)
  • Cirugía que involucre el estómago o el nervio vago
  • Ingerir determinados medicamentos (por ejemplo, anticolinérgicos u opioides)
  • Infecciones ocasionadas por virus
  • Enfermedades que afectan los nervios, los músculos o las hormonas
  • Enfermedades que afectan el metabolismo (la capacidad del cuerpo para generar y utilizar energía)
  • Anorexia o bulimia
  • Radioterapia o quimioterapia
*

Síntomas  

Si tiene alguno de estos síntomas, no dé por sentado que se debe a un caso de gastroparesia. Estos síntomas podrían ser causados por otras afecciones. Informe al médico si presenta alguno de los siguientes síntomas:

  • Sensación de saciedad apenas comienza a comer
  • Falta de apetito
  • Náuseas y vómitos
  • Distensión
  • Dolor abdominal o en el esófago (el tubo de músculo que traslada el alimento desde la boca hasta el estómago)
  • Acidez gástrica
  • Pérdida de peso

Los siguientes alimentos puede empeorar los síntomas:

  • Alimentos con alto contenido de fibra, como verduras crudas y frutas
  • Alimentos grasos
  • Bebidas con gas
*

Diagnóstico  

El médico le preguntará acerca de sus síntomas y antecedentes clínicos. Además, le realizará un examen físico. El médico puede realizar lo siguiente:

  • Análisis de sangre
  • Pruebas para medir
    • El volumen del estómago antes y después de una comida.
    • La velocidad con la que se vacía el estómago.
    • La capacidad de los músculos del estómago y el intestino delgado para contraerse y relajarse.
  • Pruebas de imagen:
    • Ecografía . Este estudio utiliza ondas de sonido para crear una imagen de los órganos internos.
    • Radiografía con bario . Se utiliza un líquido lechoso para recubrir el revestimiento del intestino a fin de crear una imagen de rayos X.
    • Estudio de vaciamiento gástrico. Se utiliza un alimento radiactivo para medir el vaciamiento del estómago directamente con rayos X.
  • Otros procedimientos
    • Endoscopia digestiva alta : se introduce un tubo delgado con luz a través de la garganta para examinar el esófago, el estómago y el intestino delgado.
    • SmartPill: se trata de un dispositivo del tamaño de una pastilla que se traga para capturar información del aparato digestivo.
*

Tratamiento  

Consulte con el médico acerca del mejor plan de tratamiento para usted. Las opciones de tratamiento incluyen:

Dieta  

El control de la alimentación puede ayudar a controlar la gastroparesia. Puede trabajar en conjunto con el médico o un nutricionista diplomado para crear un plan de alimentación adecuado para usted. Esto puede incluir:

  • Consumir varias comidas en porciones pequeñas a lo largo del día
  • Seguir una dieta líquida
  • Limitar los alimentos con alto contenido de grasa o fibra

Nutrición alternativa  

En casos graves, es posible que necesite que se le suministren nutrientes directamente en los intestinos (sin pasar por el estómago) o en el torrente circulatorio. Es posible que le introduzcan una sonda de alimentación a través de la garganta o en el intestino, a través del estómago, para ayudar a suministrarle alimento. También pueden suministrarse nutrientes por medio de una sonda delgada que se introduce en una vena.