*
Corazón y vasos sanguíneos principales  
BP00015_96472_1_aorta.jpg

Copyright © Nucleus Medical Media, Inc.

Definición  

La disección aórtica ocurre cuando se separan las capas de la aorta. La aorta es la principal arteria que sale del corazón. Las paredes arteriales tienen tres capas. Un desgarro de la capa interior puede dejar pasar la sangre, que se cuela entre las capas y hace que estas se dividan en partes o se separen. Este proceso puede ejercer presión sobre el canal principal de modo que la sangre no puede pasar por la aorta principal ni por sus ramificaciones.

Este episodio es potencialmente mortal porque puede provocar accidente cerebrovascular (ACV), insuficiencia cardiaca repentina o la muerte, ya que se altera el flujo sanguíneo a una serie de órganos vitales. La masa creciente de sangre mal direccionada también puede afectar las estructuras circundantes, como las vías respiratorias, los pulmones o el corazón. También puede romperse y provocar una hemorragia catastrófica.

*

Causas  

El aumento de la presión arterial y la afección de la aorta son las causas principales, por lo general debido a aterosclerosis . Otras enfermedades congénitas o adquiridas de la aorta también aumentan las posibilidades de disección.

*

Factores de riesgo  

Los siguientes factores incrementan sus probabilidades de padecer disección aórtica. Asegúrese de hablar sobre estos factores de riesgo con el médico:

  • Hipertensión
  • Aterosclerosis
  • Lesión torácica importante, por ejemplo, un accidente de automóvil
  • Trastorno hereditario del tejido conectivo
  • Etapa final del embarazo
  • Sífilis sin tratamiento
*

Síntomas  

Si tiene alguno de estos síntomas, consulte a su médico. Estos síntomas pueden ser el reflejo de disección aórtica o de varias otras afecciones graves y no tan graves. Estos son los síntomas más comunes, pero hay muchos otros síntomas posibles, ya que la aorta suministra sangre a todos los órganos del cuerpo, excepto los pulmones.

  • Dolor repentino y punzante en el pecho y en la espalda
  • ACV
  • Desmayo
  • Falta de aire
  • Debilidad repentina
*

Diagnóstico  

Comúnmente, los casos de disección aórtica se presentan en el departamento de emergencias como un episodio catastrófico repentino. El médico de emergencias le preguntará sobre sus síntomas y antecedentes médicos, realizará un examen físico y luego procederá rápidamente con alguno de los posibles estudios de diagnóstico por imágenes.

Las pruebas pueden incluir:

  • Radiografía de tórax : una prueba que usa radiación para tomar una imagen de las estructuras internas del cuerpo
  • Ultrasonido : una prueba que usa ondas sonoras de alta frecuencia (ultrasonido) para examinar el tamaño, la forma y el movimiento del corazón
  • Tomografía computarizada (TC): un tipo de radiografía que usa una computadora para tomar imágenes de las estructuras internas del cuerpo
  • Imagen por resonancia magnética (RMN): un tipo de radiografía que usa ondas magnéticas para tomar imágenes de las estructuras internas del cuerpo
  • Aortografía: radiografías que se toman después de inyectar una sustancia de contraste en la aorta a través de un catéter colocado quirúrgicamente
*

Tratamiento  

Probablemente se lo interne en la unidad de cuidados intensivos (UCI) para estabilizarlo y realizar una evaluación adicional. Se controlará la presión arterial y se lo observará estrictamente.

Un tipo de disección aórtica requiere una cirugía importante de inmediato. Otro tipo a menudo se puede controlar sin cirugía (si no hay vasos sanguíneos obstruidos). Depende del lugar de la aorta afectado por la disección. El 60% de los pacientes tratados por una disección aórtica sobreviven más de 10 años tras el tratamiento. Las opciones de tratamiento incluyen:

Cirugía  

Se abre el tórax y se repara la aorta. Se puede usar un tubo de Dacron (llamado stent) para reemplazar el segmento dañado de la aorta. El procedimiento quirúrgico no implica más pasos que estos.

Tratamiento médico  

Se reduce la presión arterial para minimizar la presión sobre la aorta. Es posible que deba someterse a estudios reiterados de diagnóstico por imágenes cada 6 a 12 meses para detectar si hay una nueva disección.

*

Prevención  

Para ayudar a reducir su probabilidad de padecer una disección aórtica, tome las siguientes medidas:

  • Controle la presión arterial.
  • Pida a su médico que lo examine si tiene alguno de los factores de riesgo para disección aórtica.
  • Mantenga controlada la hiperlipidemia mediante dieta o medicamentos.