*
Pericarditis  
pericarditis

Copyright © Nucleus Medical Media, Inc.

Definición  

La pericarditis es una inflamación (irritación e hinchazón) del pericardio, que es el saco delgado que rodea el corazón. En algunos casos, la inflamación puede provocar que se acumule líquido en el pericardio y limitar la acción del corazón.

*

Causas  

La mayor parte del tiempo se desconoce la causa de pericarditis. En los niños, a veces la causa está asociada con:

  • Cirugía para reparar defectos cardíacos congénitos (presentes en el nacimiento) o enfermedad cardíaca.
  • Infección (p. ej. virus, bacterias, parásitos, hongos).
  • Traumatismo o lesión en el tórax.
  • Trastornos del tejido conectivo, como lupus .
*

Factores de riesgo  

Un factor de riesgo es aquello que incrementa su probabilidad de que su hijo contraiga una enfermedad o afección. Los factores de riesgo para pericarditis incluyen:

  • Un sistema inmunológico deficiente que no le permite combatir las infecciones y otras enfermedades
  • Cualquiera de las causas que arriba se mencionan
*

Síntomas  

El dolor torácico es un síntoma habitual de la pericarditis, especialmente en el lado izquierdo o en el centro. Puede propagarse hasta el cuello y el hombro izquierdo. Normalmente es un dolor agudo y punzante. Puede empeorar al respirar profundamente o al acostarse, y disminuir al sentarse. Otros síntomas pueden incluir:

  • Falta de aire
  • Toser
  • Fiebre y escalofríos
  • Dolor cuando traga
  • Debilidad y fatiga
  • Irritabilidad
  • Pérdida de apetito
  • Latidos cardíacos irregulares

Informe al médico de su hijo si este presenta estos síntomas.

*

Diagnóstico  

El médico le preguntará acerca de los síntomas y los antecedentes clínicos de su hijo. También le realizará un examen físico. Lo auscultará en busca de ruidos chirriantes o roces en el corazón del niño. Si la enfermedad es grave, pueden presentarse sonidos crepitantes en los pulmones del niño. Se pueden realizar las siguientes pruebas:

  • Radiografía : para mostrar el tamaño del corazón y la acumulación de líquido.
  • Electrocardiografía (ECG o EKG); para ver la actividad eléctrica del corazón.
  • Ecocardiograma : para mostrar el movimiento de la pared cardíaca, el tamaño del corazón y la acumulación de líquido.
  • Análisis de sangre; para determinar las causas
  • Pericardiocentesis; extracción de una muestra de líquido del pericardio mediante una aguja para analizar si está infectado
  • IRM o TC del corazón o el tórax; para obtener imágenes más detalladas, si fuera necesario
*

Tratamiento  

El tratamiento depende de las causas. En muchos casos, cuando la causa es desconocida o se sospecha pericarditis vírica, se administran analgésicos y antiinflamatorios. En otros casos, se pueden recetar corticoesteroides. Si la enfermedad es causada por una infección bacteriana, se recetan antibióticos.

Puede ser necesario extraer el líquido mediante una pericardiocentesis si se está acumulando y afectando el bombeo del corazón. En algunos casos poco frecuentes, puede realizarse una cirugía.

La enfermedad puede variar de leve a potencialmente mortal. La pericarditis inflamatoria aguda habitualmente mejora con el tratamiento en pocas semanas o meses. Sin embargo, si es causada por enfermedades inflamatorias crónicas, como el lupus o la artritis reumatoide , puede ser más prolongada o tender a recurrir.

Si se diagnostica pericarditis a su hijo, siga las instrucciones de su médico.

*

Prevención  

Se desconoce la manera de prevenir la pericarditis.