*
Fibra nerviosa (neurona)  
Vaina de mielina dañada

Copyright © Nucleus Medical Media, Inc.

Definición  

La EM es una enfermedad crónica y discapacitante del sistema nervioso central. Provoca una lesión a la vaina (llamada mielina) que cubre las fibras nerviosas en el cerebro, la médula espinal y los nervios ópticos.

Habitualmente la EM se diagnostica en los adultos de entre 20 y 50 años. También se estima que el trastorno afecta a niños entre el 2% y el 5% de los casos.

*

Causas  

La disfunción del sistema inmunitario del organismo parece ser la causa de la EM. El sistema inmunitario ataca y daña la mielinia. Se desconoce la causa exacta de esta disfunción.

*

Factores de riesgo  

Los factores de riesgo para MS incluyen:

  • Sexo: femenino
  • La exposición a ciertos virus (herpesvirus humano tipo 6 y virus de Epstein-Barr)
  • Tener familiares que padezcan EM
  • Tener ascendencia del norte de Europa
  • Crecer en un clima frío, a diferencia de un clima tropical
  • Tener ciertos genes del sistema inmunitario
  • Tener inflamación del nervio óptico
  • Tener niveles de vitamina D bajos
  • Ser obeso en la adolescencia parece aumentar el riesgo de manifestar EM
*

Síntomas  

Existen muchos tipos diferentes de EM. Cuando se presenta durante la infancia, la afección habitualmente toma la forma de recidiva y remisión. Esto significa que los síntomas reaparecen repentinamente cada unos pocos meses o años, duran unas pocas semanas o meses y después remiten.

Los síntomas pueden variar de leves a graves y pueden incluir:

  • Entumecimiento u hormigueo en la cara o las extremidades
  • Visión deficiente en uno o ambos ojos (que incluye visión borrosa, visión doble, pérdida de la visión)
  • Dolor ocular
  • Fatiga
  • Mareos
  • Rigidez muscular, espasmos, debilidad
  • Falta de coordinación
  • Dificultad para caminar o mantener el equilibrio
  • Debilidad de una o más extremidades
  • Problemas en la vejiga (que incluyen urgencia, dificultad para comenzar a orinar, vaciado incompleto, incontinencia)
  • Problemas intestinales (incluido el estreñimiento )
  • Arrastrar las palabras al hablar
  • Dificultad para tragar
  • Olvidos, pérdida de la memoria, confusión, dificultad para concentrarse o resolver problemas
  • Ataques

Los factores que pueden desencadenar o empeorar los síntomas incluyen:

  • Calor (incluido el tiempo caluroso, los baños o las duchas calientes o la fiebre)
  • Esfuerzo excesivo
  • Infección

Estos síntomas podrían ser causados por otras afecciones. Si su hijo presenta cualquiera de estos síntomas, hable con el médico.

*

Diagnóstico  

El médico le preguntará acerca de los síntomas y los antecedentes clínicos de su hijo. Se le realizará un examen físico. Las pruebas pueden incluir:

  • Resonancia magnética : un estudio que usa ondas magnéticas para captar imágenes de estructuras internas del cerebro y la médula espinal
  • Estudios de potenciales evocados: un estudio que registra las respuestas eléctricas evocadas ante un estímulo sensorial
  • Punción lumbar : extracción de una pequeña cantidad de líquido cefalorraquídeo (LCR) de alrededor de la médula espinal para verificar la presencia de glóbulos blancos, anticuerpos y proteínas
  • Análisis de sangre para descartar otras enfermedades que pueden confundirse con la EM (p. ej. deficiencia de B12, enfermedad e Lyme )
  • Análisis de orina
  • Prueba de potenciales evocados visuales : para buscar problemas en el cerebro que afectan la visión
*

Tratamiento  

Los objetivos del tratamiento de la EM son:

  • Aliviar los síntomas
  • Prevenir recaídas
  • Retrasar la discapacidad
  • Reducir la evolución de la enfermedad

Colabore con el médico para desarrollar un plan de tratamiento para su hijo. Las opciones de tratamiento incluyen:

Medicamentos  

Los ejemplos de medicamentos utilizados para tratar la EM en los niños incluyen:

  • Corticosteroides: para reducir la inflamación y acortar las exacerbaciones de EM
  • Interferón beta : se utiliza para suprimir el sistema inmunitario
  • Acetato de glatiramer : para ayudar a prevenir recaídas de EM al modificar la función del sistema inmunitario
  • Inmunoglobulina intravenosa (un tipo de anticuerpo)

Intercambio de plasma  

Con el intercambio de plasma , las proteínas que causan daño a la mielina se eliminan de la sangre. Durante el intercambio de plasma, se agrega plasma fresco a la sangre.

Otros Tratamientos  

Según los síntomas, el médico puede recomendar que su hijo trabaje con un:

  • Fisioterapista para ayudar con la fuerza y el tono muscular, la destreza y la capacidad para caminar. Participar en un programa de ejercicios regular también puede resultar útil.
  • Patólogo del lenguaje o el habla
  • Terapista ocupacional para ayudar con las tareas cotidianas
  • Psicólogo o terapista para ayudar con la capacidad de lidiar con la enfermedad

Su hijo también puede necesitar el apoyo de los maestros y el personal de la escuela.

Tratamientos alternativos  

A algunas personas, los tratamientos alternativos para la EM, como masajes , acupunctura y magnetoterapia les han resultado útiles. Si está interesado en estos tipos de tratamiento para su hijo, hable con el médico.

*

Prevención  

No existen pautas para prevenir la EM. Puede haber algunos pasos que puede seguir para prevenir que su hijo tenga exacerbaciones; por ejemplo:

  • Dé a su hijo los medicamentos según se indiquen.
  • Haga que su hijo evite el clima caluroso y los baños y las duchas calientes.
  • Asegúrese de que descanse lo suficiente.
  • Aliente a su hijo a ejercitarse de forma regular.
  • Haga que aprenda técnicas para reducir el estrés.
  • Trate de que su hijo evite las infecciones. Para esto, puede: