*
Prolapso Rectal  
Prolapso rectal

Copyright © Nucleus Medical Media, Inc.

Definición  

*

Causas  

El recto se mantiene en su lugar mediante los ligamentos y los músculos. Cuando estos se debilitan, ocurre el prolapso rectal.

*

Factores de riesgo  

Estos factores incrementan su probabilidad de sufrir un prolapso rectal. Hable con su médico si usted o su hijo tiene alguno de estos factores de riesgo:

  • Edad: es más frecuente en niños de entre 1 y 3 años de edad y en adultos mayores (en especial en las mujeres después de la menopausia)
  • Para niños:
    • Fibrosis quística
    • Cirugía anal previa
    • Desnutrición
    • Esfuerzo durante las evacuaciones
    • Infecciones
  • Para adultos:
    • Esfuerzo durante las evacuaciones
    • Embarazo y estrés por el parto
    • Debilidad de los músculos del piso pélvico debido al envejecimiento
    • Hemorroides
*

Síntomas  

Si tiene alguno de estos síntomas, no asuma que se deba a un prolapso rectal. Estos síntomas podrían ser causados por otras afecciones. Informe al médico si presenta alguno de los siguientes síntomas:

  • Incontinencia fecal (incapacidad de controlar la defecación)
  • Sangrado o secreción mucosa proveniente del ano
  • Estreñimiento
  • Sensación de defecación incompleta
  • Pérdida de la urgencia para defecar
  • Dolor o picazón anal
  • Tejido que sobresale del ano
  • Dolor en el transcurso de las defecaciones
*

Diagnóstico  

El médico le preguntará acerca de sus síntomas y antecedentes clínicos. Se le realizará un examen físico. Las pruebas pueden incluir:

  • Exploración del ano y el recto
  • Defecografía: una serie de radiografías del recto y el ano que se toman durante la defecación
  • Manometría anorrectal: medición de la fuerza de los músculos del esfínter anal, la sensación del recto y los reflejos necesarios para una defecación normal
  • Colonoscopia : examinación visual del recto y el colon (intestino grueso) mediante un catéter flexible que tiene una pequeña cámara en el extremo
*

Tratamiento  

El prolapso en los niños tiende a desaparecer solo. En los adultos, aplicar una suave presión sobre el recto suele volver a colocar el recto en su lugar. Mientras más pronto se trate esta afección, mejor será el resultado. Consulte con el médico cuál es el mejor plan para usted.

Medicamentos  

Determinados medicamentos pueden ayudar a reducir el dolor y el esfuerzo durante la defecación. El médico puede recomendarle ablandadores fecales y agentes formadores de masa fecal, tales como:

  • Docusato de sodio (p. ej., Colace)
  • Psilio (p. ej., Metamucil, Fiberall)
  • Metilcelulosa (p. ej., Citrucel)

Cirugía  

En algunos casos, se puede necesitar una cirugía. Las cirugías utilizadas para tratar el prolapso rectal incluyen:

  • Rectopexia laparoscópica: se inserta un laparoscopio (una pequeña cámara) a través de una pequeña incisión realizada en el abdomen. El recto se fija en su lugar con puntos de sutura.
  • Proctectomía perineal: se realizar una incisión en el recto. Se extirpa el tejido que sobresale del ano.
*

Prevención  

Para ayudar a reducir su probabilidad de sufrir un prolapso rectal, tome las siguientes medidas:

  • Siga una dieta saludable que sea rica en fibra .
  • Haga ejercicios con regularidad.
  • Para entrenar los intestinos, cree una rutina. Por ejemplo, intente ir al baño después del almuerzo todos los días.
  • No se apure al defecar.
  • Si siente la necesidad de defecar, vaya al baño.