*

Definición  

El nervio peroneo se encuentra en la parte externa del inferior de la rodilla. Este nervio es responsable de transmitir impulsos hacia y desde la pierna, pie y dedos del pie. Cuando están dañados, los músculos podrían debilitarse. Puede ocurrir una condición llamada caída del pie. La caída del pie es la incapacidad para mover el pie hacia arriba.

Mientras más pronto se trate una lesión del nervio peroneo, podría ser mejor el resultado. Si usted sospecha que tiene esta condición, contacte a su médico oportunamente.

*
Daño en el Nervio Peroneo Después de Lesión y Reparación del Tobillo  
Peroneal injury

Neuropatía es el daño nervioso.

Copyright © Nucleus Medical Media, Inc.

Causas  

Una lesión en el nervio peroneo es causada comúnmente por una lesión en la pierna. Otras causas incluyen:

  • Traumatismo en el nervio que puede ocurrir con:
    • Fractura en el hueso de la pierna
    • Lesión en la rodilla
    • Cirugía en la rodilla o pierna
    • Lesiones en el tobillo
  • Presión prolongada en el nervio, común a causa de:
    • Posición sentada (p. ej., cruzando sus piernas)
    • Yeso en la parte baja de la pierna, particularmente si está demasiado ajustado
    • Masas (incluyendo coágulos sanguíneos, tumores)
  • Daño nervioso causado por condiciones como:
    • Diabetes mellitus
    • Infección
*

Factores de riesgo  

Estos factores incrementan su probabilidad de desarrollar una lesión en el nervio peroneo. Informe al médico si presenta alguno de los siguientes factores de riesgo:

  • Traumatismo reciente en la pierna
  • Sentarse frecuentemente con las piernas cruzadas
  • Periodos prolongados de descanso en cama
  • Pérdida de peso reciente
  • Diabetes
  • Poliarteritis nodosa (inflamación en los vasos sanguíneos)
  • Exposición a ciertos químicos tóxicos
    • Estireno
*

Síntomas  

Si usted tiene alguno de estos síntomas, no asuma que se debe a una lesión en el nervio peroneo. Éstos podrían ser causados por otras condiciones. Informe al médico si presenta alguno de los siguientes síntomas:

  • Adormecimiento
  • Hormigueo
  • Dolor en el pie o espinilla
  • Debilidad del pie
  • Sensación de piquetes
  • Sensación de cosquilleo
*

Diagnóstico  

El médico le preguntará acerca de sus síntomas y antecedentes clínicos. Se le realizará un examen físico. Una parte importante de su examen físico será revisar qué tan bien están funcionando sus nervios y músculos en ciertas partes de su pierna. Se le pedirá que mueva su pierna y pie de ciertas maneras. Su médico podría querer observarlo mientras camina. Usted podría ser canalizado con un neurólogo, un médico que se especialice en el sistema nervioso.

Las pruebas pueden incluir:

  • Rayos X - examen que usa radiación para formar una imagen; usado para descartar un problema de la espalda
  • Imagen de resonancia magnética - examen que usa ondas magnéticas para formar una imagen; usado para buscar masas que involucren al nervio
  • Estudios de conducción nerviosa y electromiografía (EMG) - examen que valora qué tan bien funcionan los nervios y músculos
*

Tratamiento  

Consulte con el médico cuál es el mejor plan para usted. Opciones incluyen las siguientes:

Fisioterapia  

Un terapeuta trabajará con usted para reforzar los músculos de su pie y pierna.

Aparatos Ortopédicos  

Se usa un refuerzo para el tobillo y pie para tratar la caída del pie.

Cirugía  

En algunos casos, se utiliza cirugía para tratar una lesión en el nervio peroneo. Opciones quirúrgicas incluyen reparar el nervio, eliminar la presión del nervio (cirugía descompresiva), o injertar un nuevo nervio en su lugar.

*

Prevención  

Evite cruzar sus piernas para ayudar a reducir su probabilidad de tener una lesión en el nervio peroneo.