*

Definición  

La pieloplastia es una cirugía en la cual se corrige la pelvis renal y su conexión con el uréter. La pelvis renal es una estructura tipo embudo en el riñón. Conecta el riñón con el uréter (el conducto que transporta la orina hasta la vejiga).

*

Razones para realizar el procedimiento  

Se debe realizar una pieloplastia cuando se detecta una obstrucción en la conexión del riñón con el uréter. Esa obstrucción genera una inflamación renal, lo cual normalmente se detecta al realizar una ecografía o una tomografía computarizada .

*

Factores de riesgo de complicaciones durante el procedimiento  

No se conocen factores de riesgo relacionados con este procedimiento.

Sin embargo, el resultado de la cirugía puede verse afectado por procedimientos previos y algunas variaciones anatómicas.

*

Qué esperar  

Antes del procedimiento  

Antes de la cirugía, será necesario hacer pruebas. Esa pruebas incluyen análisis de orina, examen físico, ECG y análisis de sangre. El paciente deberá evitar tomar algunos medicamentos, como analgésicos de venta sin receta que pueden provocar sangrado.

Será necesario limpiar los intestinos. Para eso, el paciente deberá tomar sólo líquidos transparentes la noche anterior a la cirugía y no deberá comer ni tomar nada durante la mañana de la cirugía.

En los días previos al procedimiento:

  • No tome aspirina ni otros antiinflamatorios durante una semana antes de la cirugía, a menos que el médico indique lo contrario. Es posible que también tenga que dejar de tomar anticoagulantes. Por ejemplo, clopidogrel (Plavix), warfarina (Coumadin) o ticlopidina (Ticlid). Consulte con el médico.

Anestesia  

Durante la pieloplastia se suministra anestesia general. Usted estará dormido durante el procedimiento y no sentirá dolor alguno.

Descripción del procedimiento  

La pieloplastia se puede realizar mediante cirugía abierta o laparoscópica .

En la cirugía abierta, se realiza una incisión en el costado. El cirujano reconstruye la pelvis renal para eliminar la obstrucción. Se extirpa la sección del uréter que está obstruida y se vuelven a unir las secciones sanas que quedan al tejido pélvico renal.

La cirugía laparoscópica es similar, pero se hace a través de incisiones pequeñas tipo ojo de cerradura.

En algunos procedimientos, es posible que se coloquen sondas en el uréter para facilitar el drenaje. Las sondas se retiran fácilmente en el consultorio médico una semana después de la cirugía, aproximadamente.

Después del procedimiento  

Después de la cirugía, es posible que se le suministren analgésicos para aliviar el malestar. También podría experimentar algo de malestar al orinar durante las primeras veces después de la cirugía. Además es común sentir una necesidad frecuente por orinar.

¿Cuánto durará?  

La cirugía demora alrededor de 2 a 3 horas.

¿Dolerá?  

El dolor menor después de la cirugía se trata con medicamentos de prescripción. El dolor se puede controlar fácilmente con medicamentos sin prescripción una vez que es dado de alta del hospital.

Posibles complicaciones  

Las posibles complicaciones de la pieloplastia incluyen:

  • Sangrado
  • Infección
  • Hernia
  • Daño a órganos o tejidos
  • Filtración persistente de orina

Hospitalización promedio  

La hospitalización habitual es de 2 a 3 días.

Cuidado posoperatorio  

Si durante la cirugía se colocó un drenaje o una sonda, tendrá una cita una semana después de la cirugía para que sea retirada. Si no se usó una sonda, se debe programar una cita para consultar al médico cuatro semanas después de la cirugía.

Deberá continuar tomando todos los antibióticos según las indicaciones del médico .

Resultado  

El pronóstico después de una pieloplastia es bueno. El índice de éxito es superior al 95%.

*

Llame a su médico si ocurre lo siguiente  

Llame inmediatamente a su médico si experimenta alguno de los siguientes síntomas:

  • Una temperatura mayor de 101°F
  • Sangrado excesivo
  • Irritabilidad excesiva
  • Dificultad para orinar
  • Vómitos
  • Síntomas similares a los que se experimentaban antes de la cirugía