*

Definición  

La coccidioidomicosis, comúnmente llamada fiebre del valle, es una infección micótica de los pulmones que puede causar problemas muy serios. El hongo se encuentra en la tierra; más comúnmente en el sudoeste de los Estados Unidos, México, y partes de Centro y Sudamérica. El hongo también puede afectar otras partes del cuerpo además de los pulmones, pero en ese caso se llama fiebre del valle diseminada.

*

Causas  

La fiebre del valle es causada por respirar el hongo dentro de los pulmones. El hongo vive en la tierra pero se transporta a través del aire y dentro de los pulmones, donde infecta a las personas. Cuando se remueve la tierra que contiene al hongo, se liberan esporas dentro del aire.

La enfermedad no se puede transmitir de una persona a otra.

*

Factores de riesgo  

Un factor de riesgo es aquello que incrementa su probabilidad de contraer una enfermedad o condición. Todos somos susceptibles a la fiebre del valle, pero determinadas personas tienen mayor riesgo:

  • Granjeros
  • Trabajadores de la construcción
  • Personas en el ejército
  • Arqueólogos
  • Personas con sistemas inmunes debilitados (principalmente para fiebre del valle diseminada)
  • Personas ancianas
  • Afroamericanos
  • Asiáticos
  • Mujeres en el tercer trimestre de embarazo
  • Personas que trabajan con tierra o que están frecuentemente expuestas a ella
*

Síntomas  

Algunas personas no tienen ningún síntoma de fiebre del valle. Otras tienen:

  • Síntomas similares a los de la gripe que duran semanas o un mes
  • Fatiga que tarda más que unas cuantas semanas
  • Fiebre
  • Tos
  • Dolor en el pecho
  • Escalofríos
  • Sudoraciones nocturnas
  • Dolor de cabeza
  • Dolor en las articulaciones
  • Falta de aire
  • Sarpullido que consiste de dolorosas protuberancias rojas
*

Diagnóstico  

El médico le preguntará acerca de sus síntomas y antecedentes clínicos, y le realizará un examen físico.

Las pruebas pueden incluir:

  • Exámenes de sangre para buscar la presencia de anticuerpos para defender contra el hongo
  • Frotis o cultivo de esputo para buscar la presencia del hongo en el esputo (mucosa o flema que se escupe)
*

Tratamiento  

Consulte con el médico acerca del mejor plan de tratamiento para usted. Las opciones de tratamiento incluyen:

Medicamentos Antimicóticos  

A algunos pacientes, especialmente aquellos cuyo sistema inmune ya está debilitado, se les pueden recetar medicamentos antimicóticos. Los medicamentos incluyen fluconazol, itraconazol, o anfotericina B. Estos medicamentos sólo pueden ayudar a controlar al hongo, pero no lo aniquilan. La fiebre del valle puede reaparecer.

Descanso en Cama y Líquidos  

Muchos pacientes con fiebre del valle no requieren tratamiento con medicamentos, y la infección desaparecerá por sí sola. El descanso en cama y beber abundantes líquidos acelerará la recuperación.

*

Prevención  

No hay manera completamente efectiva para prevenir ser infectado con fiebre del valle. Tome más precauciones en las áreas donde la infección es más común y durante los meses cuando las probabilidades de infección aumentan.

Para ayudar a reducir sus probabilidades de contraer fiebre del valle, siga estos pasos:

  • Cuando trabaje al exterior en la tierra, especialmente en áreas donde el hongo sea común, usted debería:
    • Siempre usar una máscara.
    • Humedecer la tierra antes de removerla para reducir las esporas en el aire.
  • Mantenga las puertas y ventanas ajustadamente cerradas en áreas en las que sea común el hongo.
  • Diríjase al interior durante una tormenta de polvo.