El extracto de sen es un tratamiento sin prescripción aprobado por la FDA para el estreñimiento ocasional. Debido a que no hay controversia con respecto a la efectividad del sen para este propósito, aquí no presentamos la evidencia de apoyo. En lugar de eso, nos enfocamos en las preocupaciones que han surgido con respecto a la seguridad del sen.

El sen contiene químicos en la familia antranoide, como antraquinonas, antronas, y diantronas. Se encuentran sustancias relacionadas en una variedad de plantas usadas para propósitos laxantes, como la cáscara sagrada y el ruibarbo. Sin embargo, el mecanismo de acción de los antranoides es un tanto preocupante: parecen trabajar principalmente al dañar las células que recubren al colon. 1 En general, el daño celular puede ser un precursor del cáncer, y con base en esto han surgido preocupaciones de que el sen podría incrementar el riesgo de cáncer de colon.

Evaluar esta posibilidad es más difícil de lo que parece. El método más obvio es encuestar a una extensa población con el tiempo, y ver si las personas que usan sen tienen una mayor incidencia de cáncer de colon. Sin embargo, estudios de este tipo ( estudios observacionales ) son intrínsecamente poco confiables, debido a que no muestran causa y efecto. Las personas con cáncer de colon u otras condiciones precancerosas pueden estreñirse y tomar sen, y esto causaría una asociación estadística entre el uso de sen y el cáncer de colon, incluso si el sen no causó cáncer. En cualquier caso, los resultados de tales estudios han sido mezclados, y la asociación en general, si es que la hay, no parece ser fuerte. 2-5

Estudios en animales generalmente han sido tranquilizadores, pero unos cuantos de tales estudios, así como estudios de probeta, han encontrado evidencia de posible riesgo incrementado con el uso a largo plazo. 6-8

El sen sí tiene una ventaja potencial de seguridad sobre otros laxantes herbales antranoides: sus antranoides particulares no son muy absorbibles. 9 Esto reduce el riesgo potencial de daño más profundo en el cuerpo.

La conclusión: En la actualidad, parece razonable concluir que el uso a corto plazo de sen es bastante seguro, aunque el uso a largo plazo podría o podría no ser seguro. Sin embargo, el sen no se recomienda para el uso a largo plazo. El consumo crónico de sen puede causar dependencia, lo cual significa que se vuelve imposible tener un movimiento intestinal sin él. Además, han habido reportes esporádicos de reacciones inusuales al uso crónico de sen, como hepatitis. 10 De esta manera, si se usa apropiadamente, el sen debería ser seguro.

Como es el caso con todos los laxantes, las personas con enfermedad colónica considerable, como colitis ulcerativa , no deberían usar sen.

Si se toma el sen hasta el punto de la diarrea, el cuerpo se puede privar del mineral potasio . Esto es particularmente peligroso para personas que usan medicamentos en la familia digoxina , lo cual puede causar peligrosas arritmias cardiacas si los niveles de potasio en la sangre son inadecuados. Las personas que usan medicamentos que privan al cuerpo ellos mismos de potasio, como tiazida o diuréticos de asa , tienen un riesgo especial de esta complicación del uso excesivo de sen.

No se ha establecido la seguridad del sen durante el embarazo, y a las mujeres embarazadas se les aconseja evitar el sen durante el primer trimestre. 11 Las mujeres en lactancia también deberían evitar el uso de sen. 12

*

Interacciones Que Debería Conocer  

Si usted está tomando:

Es especialmente importante que no use sen excesivamente.