*

Definición  

La toxicidad por aluminio ocurre cuando una persona inhala cantidades elevadas de aluminio en el aire o almacena altos niveles de aluminio en el cuerpo.

El aluminio es el metal más abundante en la corteza terrestre y está presente en el ambiente combinado con otros elementos (p. ej., oxígeno, silicio y flúor). La exposición al aluminio por lo general no es dañina, pero la exposición a altos niveles puede causar serios problemas para la salud. Si usted sospecha que ha estado expuesto a altos niveles de aluminio, contacte a su médico.

*

Causas  

Debido a que el aluminio se encuentra prácticamente en todos los alimentos, agua, aire, y tierra, las personas pueden estar expuestas a altos niveles de aluminio cuando:

  • Consumen alimentos que contengan altos niveles de aluminio
  • Inhalan polvo de aluminio en el aire en el lugar de trabajo
  • Viven en ambientes polvosos
  • Viven donde se extrae o procesa aluminio
  • Viven cerca de ciertos sitios de desechos peligrosos
  • Viven donde el aluminio es naturalmente alto
  • Reciben vacunas que contengan aluminio
*

Factores de Riesgo  

Cualquier persona puede desarrollar esta condición, pero algunas personas son más propensas a desarrollar toxicidad por aluminio. Los siguientes factores incrementan sus probabilidades de desarrollar toxicidad por aluminio. Si usted tiene alguno de estos factores de riesgo, dígaselo a su médico:

  • Edad: personas mayores
  • Función renal disminuida
*
Glóbulos Rojos  
Nuevos glóbulos rojos

Estas células vitales transportan oxígeno por el cuerpo. Los síntomas de la toxicidad por aluminio, como la anemia y la absorción deficiente de hierro, disminuyen el número de glóbulos rojos.

Copyright © Nucleus Medical Media, Inc.

Síntomas  

Si usted experimenta alguno de estos síntomas, no asuma que se debe a toxicidad por aluminio. Estos síntomas podrían ser causados por otras condiciones de salud menos serias. Si usted experimenta alguno de ellos, consulte a su médico, especialmente si sufre una enfermedad renal o se somete a diálisis .

  • Debilidad muscular
  • Dolor en los huesos
  • Fracturas que no se curan, especialmente en las costillas y la pelvis
  • Estado mental alterado
  • Prematura osteoporosis
  • Anemia
  • Absorción dañada de hierro
  • Inmunidad dañada
  • Ataques
  • Demencia
  • Retraso del crecimiento en niños
  • Deformidades espinales: escoliosis o quifosis
*

Diagnóstico  

Su médico le preguntará acerca de sus síntomas e historial clínico, y le realizará un examen físico.

Exámenes podrían incluir los siguientes:

  • Prueba de infusión de deferoxamina
  • Radiografías de huesos largos
  • Exámenes de sangre en busca de anemia
  • Biopsia ósea para medir los niveles de aluminio
*

Tratamiento  

Hable con su médico acerca del mejor plan de tratamiento para usted. Las opciones de tratamiento incluyen:

Medicamentos  

El medicamento, mesilato de deferoxamina, se puede administrar para ayudar a eliminar el aluminio de su cuerpo. Esta sustancia trabaja mediante un procedimiento conocido como quelación, la cual ayuda a que el cuerpo se deshaga de materiales venenosos.

Evasión de Aluminio  

Su médico le puede dar instrucciones sobre cómo evitar la exposición al aluminio en su dieta y otras fuentes.

*

Prevención  

Para ayudar a reducir sus probabilidades de tener toxicidad por aluminio, siga pasos para evitar lo siguiente, lo cual puede contener aluminio:

  • Antiácidos
  • Antitranspirantes
  • Dialisato (la solución de químicos usada en la diálisis)
  • Inmunizaciones
  • Soluciones TPN (nutrición parenteral total)