La hierba marrubio se ha usado desde tiempos romanos como un tratamiento para la tos y otros problemas respiratorios, así como para la rabia. También fue popular entre norteamericanos nativos. Los tés y sueros de marrubio se siguieron usando en el siglo XIX para la tos y afecciones pulmonares, así como para problemas menstruales. Aunque la hierba por sí misma tiene un fuerte sabor amargo, algunos consideran agradable el dulce de marrubio, y aún está disponible en las tiendas de dulces tradicionales.

*

¿Para Qué se Usa el Marrubio Hoy en Día?  

Algunos herbolarios actuales recomiendan el marrubio como un tratamiento para la tos , asma y dolor de garganta . Además, como otras hierbas amargas, se cree que el marrubio aumenta el apetito, y la Comisión E de Alemania lo ha aprobado para su uso. Sin embargo, no hay evidencia científica confiable para apoyar estos usos. Sólo estudios doble ciego controlados por placebo pueden probar un tratamiento efectivo, y no se ha realizado ninguno sobre el marrubio. (Para información acerca de por qué son esenciales tales estudios, vea ¿Por Qué Esta Base de Datos Confía en Estudios Doble Ciego? )

Se afirma comúnmente que el marrubio afloja la mucosa de los bronquios, pero no hay evidencia significativa para apoyar esta afirmación. Evidencia muy débil (demasiado débil como para confiar en ella en absoluto), señala que el marrubio o sus componente marrubenol y marrubiín tienen efectos relajantes para los músculos, 1antidiabéticos , 2,3reductores de la presión arterial , 4 y efectos no narcóticos reductores del dolor. 5

*

Dosis  

Una dosis típica de marrubio es de 1.5 gramos tres veces al día de la hierba seca o de 2 a 6 cucharadas soperas al día de jugo comprimido.

*

Temas de Seguridad  

Se cree que el marrubio relativamente no es tóxico, pero no se ha sometido a ningún estudio significativo de seguridad. Tradicionalmente no se recomienda el marrubio para su uso en mujeres embarazadas. No se ha evaluado la seguridad en niños pequeños, mujeres en lactancia, o en personas con enfermedad renal o hepática severa.