*

Definición  

La fiebre del dengue es una enfermedad similar a la gripe. La infección se transmite a las personas a través de las picaduras de mosquitos. Es posible que los niños y los lactantes infectados no presenten síntomas o solo tengan una enfermedad leve similar a la gripe. Los adultos que se infectan pueden padecer una enfermedad más grave y potencialmente mortal.

Si sospecha que tiene la fiebre del dengue, comuníquese de inmediato con el médico.

*
Picadura de mosquito  
Piquete de mosquito

Copyright © Nucleus Medical Media, Inc.

Causas  

La fiebre del dengue es causada por uno de cuatro virus específicos del dengue. Los mosquitos infectados los transmiten a los seres humanos. La picadura permite que el virus ingrese al torrente circulatorio y se disemine por el cuerpo. Una vez dentro del cuerpo, el virus puede causar la fiebre del dengue.

*

Factores de riesgo  

Viajar a zonas tropicales o subtropicales puede incrementar la probabilidad de contraer la fiebre del dengue. Entre las zonas donde se sabe que hay fiebre del dengue se encuentran las siguientes:

  • África
  • India
  • Sur de Asia y China
  • Medio Este
  • Países del Caribe (incluido Puerto Rico) y de América Central y del Sur
  • Australia
  • Ubicaciones en el Centro y Sur del Pacífico
*

Síntomas  

Es posible que los niños pequeños o los que se infectan por primera vez presenten síntomas muy leves. Los síntomas principales son fiebre alta y al menos dos de los siguientes:

  • Dolor de cabeza intenso
  • Dolor ocular intenso
  • Escalofríos y fiebre
  • Dolor muscular o de huesos
  • Puntos rojos o morados en la piel
  • Hemorragia leve de la nariz o las encías
  • Moretones de fácil aparición
  • Náuseas o vómitos

La fiebre tiende a bajar dentro de los tres a siete días a partir de la aparición de los síntomas. A medida que la fiebre baja, pueden aparecer signos de advertencia de una infección grave. Los signos de advertencia pueden incluir lo siguiente:

  • Dolor abdominal intenso
  • Vómito persistente
  • Hemorragia incontrolada de las encías o la nariz
  • Heces oscuras y alquitranadas o sangre en la orina
  • Letargo o inquietud
  • Dificultad para respirar
  • Palidez, frío o humedad
  • Mareos

Una infección grave puede derivar en choque e insuficiencia de los órganos.

*

Diagnóstico  

El médico le preguntará acerca de sus síntomas y antecedentes clínicos. Se le realizará una exploración física. El médico también le preguntará si viajó recientemente a zonas de alto riesgo.

Se pueden realizar análisis de orina para detectar lo siguiente:

  • Anticuerpos para el virus del dengue: un indicio de que el cuerpo reconoce el virus e intenta atacarlo
  • Presencia del virus del dengue en el torrente circulatorio
*

Tratamiento  

Usted podría ser canalizado con un especialista.

Actualmente, no existen medicamentos disponibles que puedan curar esta condición. El objetivo del tratamiento es brindar apoyo mientras el cuerpo ataca y elimina el virus. La asistencia complementaria puede incluir lo siguiente:

  • Reposo en cama: su cuerpo necesitará descansar mientras se repone de la enfermedad.
  • Hidratación: ingiera abundante líquido a lo largo del día. Esto ayudará a reemplazar líquidos, azúcares y sales perdidas durante la enfermedad. Si no puede beber lo suficiente, es posible que necesite recibir líquidos intravenosos.
  • Se puede recomendar paracetamol (como Tylenol) para tratar el dolor y la fiebre. Por lo general, no se recomienda la administración de aspirina o medicamentos antiinflamatorios no esteroides (como el ibuprofeno). Hable con su médico sobre los medicamentos que está tomando.
*

Prevención  

Si se encuentra en una zona donde se sabe que hay fiebre del dengue, las siguientes medidas pueden ayudar a disminuir el riesgo de padecer esta condición:

  • Permanezca en lugares que estén protegidos con mosquiteros o que tengan aire acondicionado.
  • Cúbrase la piel. Use camisas de manga larga y pantalones largos, medias y zapatos.
  • Aplíquese repelente de insectos sobre la piel y la ropa. Busque repelentes que tengan DEET.
  • No salga al aire libre o tome más precauciones durante las primeras horas de la mañana, las últimas horas de la tarde y el comienzo de la noche. Es más probable que los mosquitos piquen durante estas horas.
  • No deje agua en baldes, floreros u otro tipo de recipientes. Los mosquitos se reproducen en lugares donde hay agua estancada.