*
Flujo menstrual  

© 2011 Nucleus Medical Media, Inc.

Definición  

Los períodos menstruales dolorosos (también llamados dismenorrea) pueden incluir dolor en el abdomen, la espalda y las piernas, cólicos abdominales, dolor de cabeza y fatiga. La mayoría de las mujeres padecen períodos dolorosos en algún momento de sus vidas. En algunas mujeres, el dolor es lo suficientemente severo como para interferir con las actividades normales.

Existen dos tipos de dismenorrea:

  • Dismenorrea primaria: ciclos menstruales regulares (ovulatorios) dolorosos causados por contracciones del músculo uterino (debido a que se produce un nivel alto de prostaglandinas en el recubrimiento y el cuerpo del útero después de la ovulación)
  • Dismenorrea secundaria: períodos dolorosos debido a una afección subyacente, como endometriosis (una enfermedad relacionada con el recubrimiento del útero) o infección
*

Causas  

La dismenorrea primaria es causada por niveles altos de prostaglandinas en el útero. Las prostaglandinas son sustancias parecidas a las hormonas que normalmente se encuentran a través del cuerpo.

La dismenorrea secundaria puede ser causada por:

*

Factores de riesgo  

Los factores de riesgo incluyen:

  • Ciclos menstruales ovulatorios (una condición normal)
  • Edad: menos de 20 años
  • Comienzo temprano de la menstruación (menos de 12 años de edad)
  • Depresión o ansiedad
  • Intentos por perder peso (en mujeres de 14-20 años de edad)
  • Sangrado abundante durante los periodos
  • Nuliparidad (nunca haber tenido un bebé)
  • Tabaquismo

También está en riesgo si tiene una afección relacionada, como endometriosis o quistes ováricos.

*

Síntomas  

El dolor asociado con la dismenorrea primaria o secundaria puede ser agudo y pulsante o sordo y molesto. Se localiza más típicamente en el abdomen bajo y puede irradiar a la parte baja de la espalda o a los muslos. Otros síntomas pueden incluir:

  • Náuseas
  • Vómitos
  • Diarrea
  • Dolor de cabeza
  • Irritabilidad

¿Cuándo debo llamar al médico?  

Llame al médico si tiene:

  • Dolor de cabeza intenso o inusual
  • Cólicos que duran más de unos días
  • Signos de infección, como fiebre o escalofríos
  • Cólicos con sangrado menstrual abundante
  • Sensibilidad pélvica o abdominal
  • Secreción vaginal (que no sea sangrado menstrual)

Además, llame al médico si tiene sangrado vaginal o dolor y no está segura de que esté relacionado con la menstruación.

*

Diagnóstico  

Su médico le hará preguntas detalladas acerca de sus síntomas y antecedentes médicos, y le realizará una examinación pélvica.

Es posible que se realicen exámenes para encontrar las causas de la dismenorrea secundaria, que incluyen:

  • Ecografía pélvica: un examen en el que se utilizan ondas sonoras para examinar las estructuras de la pelvis
  • Histeroscopia : un examen en el que se utiliza un telescopio delgado y largo con una cámara en un extremo para ver el útero interno
  • Histerosalpingografía : un examen en el que se utilizan rayos X para ver el útero y las trompas de Falopio
  • Laparoscopia pélvica: un examen en el que se utiliza un tubo delgado con luz para ver las estructuras de la pelvis
*

Tratamiento  

La dismenorrea primaria suele tratarse con medicamentos y cambios en el estilo de vida.

El tratamiento de la dismenorrea secundaria varía según la afección subyacente (por ejemplo, antibióticos para una infección o cirugía para extirpar los miomas).

Medicamentos  

Los medicamentos antiinflamatorios no esteroideos (AINE) de venta libre suelen ser el tratamiento de primera línea para el dolor menstrual. Algunos ejemplos de estos medicamentos incluyen ibuprofeno y naproxeno .

Pueden recetarse píldoras anticonceptivas en algunos casos.

Otros tratamientos  

  • Para ayudar a aliviar el malestar, coloque un paño tibio en el abdomen o la parte inferior de la espalda. También puede resultarle útil tomar un baño caliente.
  • Haga ejercicio regularmente, lo cual puede ayudarle a reducir los cólicos menstruales.
  • Averigüe si los tratamientos alternativos son una buena opción para usted, por ejemplo:
    • Algunas hierbas y suplementos pueden ser útiles, como vitamina B1 , magnesio y medicamentos herbales chinos . Hable con el médico antes de tomar cualquier hierba o complemento. Es posible que interfieran en los otros medicamentos y afecciones.
    • La acupuntura también puede ayudarle a reducir el dolor.
*

Prevención  

Para ayudar a reducir la probabilidad de tener períodos menstruales dolorosos, siga estos pasos:

  • Haga ejercicios con regularidad.
  • Si usted fuma, deje de hacerlo .
  • Tome sólo cantidades moderadas de cafeína y alcohol.