*

Los remedios isopáticos están hechos de sustancias reales que causan reacciones alérgicas o enfermedades. Por ejemplo, si usted es alérgico a los gatos, podría hacer un remedio homeopático de caspa de gato; si usted es alérgico a la ambrosía, el polen de la ambrosía diluido sería un adecuado remedio isopático.

Esta práctica es diferente de los remedios homeopáticos estándar, los cuales están basados en sustancias no relacionadas que de forma coincidente producen un cuadro sintomático similar.