Casi ninguna hierba medicinal ha sido establecida como segura durante el embarazo o el amamantar, e incluso las hierbas que parecerían seguras debido a su extenso uso en la cocina podrían causar problemas cuando se toman en forma de extractos altamente concentrados. Por ejemplo, mientras que no es probable que elajo cocido sea tóxico para alimentar a los infantes, los suplementos de ajo contienen ciertos ingredientes que sólo están presentes en el ajo crudo que posiblemente podrían presentar riesgos para la salud.

Se sabe que algunas hierbas son tóxicas en el embarazo, tales como la caulófilo y poleo. Otras hierbas que tradicionalmente se relacionan con la precaución durante el embarazo incluyen andrographis , boldo , hierba gatera , aceites esenciales , Santamaría , enebro , regaliz , ortiga , trébol rojo , bolsa del pastor y milenrama , junto con muchas otras. 1 La investigación moderna también ha provocado preocupaciones acerca de muchas hierbas. Por ejemplo, la hierba sauzgatillo ha mostrado un potencial teórico de inhibir la leche materna. Además, las hierbas con propiedades parecidas al estrógeno hacen preocupar a los científicos acerca de posibles efectos sobre el feto; estos incluyen soya , isoflavonas , trébol rojo , linaza , lignanos y lúpulo .

Existen más inquietudes con las combinaciones herbales tradicionales de China y las combinaciones herbales de ayurveda . Se ha encontrado que estos productos en ocasiones contienen metales pesados tóxicos, hierbas venenosas o medicamentos prescritos sin etiquetar. 4,11 Por ejemplo, en un reporte de caso, un niño con daño cerebral nacido de una madre que utilizaba una fórmula de ayurveda, tenía los niveles más altos de plomo en la sangre que nunca antes se habían registrado en un recién nacido con vida. 11 Los análisis de la fórmula revelaron un contenido muy alto de plomo, junto con niveles tóxicos de mercurio. En general, probablemente sea exacto decir que ningunahierba puede considerarse definitivamente como benigna. 2 Sin embargo, los suplementos que son nutrientes esenciales, tales como las vitaminas, generalmente tienen un nivel de consumo máximo seguro conocido durante el embarazo y el amamantar. Otros suplementos que no son nutrientes esenciales están en el mismo rango de las hierbas y posiblemente podrían causar daño. Por ejemplo, el suplemento CLA (ácido linoléico conjugado) parece reducir el contenido de grasa de la leche materna, con efectos potencialmente dañinos en el bebé lactante, 3chitosán podría causar una absorción deficiente de nutrientes, y algunas veces puede que contenga arsénico. (La contaminación con substancias tóxicas también es una posibilidad real con un suplemento nutritivo: Se ha descubierto que los suplementos de calcio contienen niveles elevados de plomo).

No obstante, muchas hierbas y suplementos tienen un factor de seguridad lo suficientemente alto como para que los doctores se sientan seguros de recetarlos a las mujeres embarazadas. Para más información acerca de una determinada hierba o suplemento, consulte su entrada en la Base de datos de Hierbas y Suplementos de las Terapias Complementarias .