Bajo el control de un complejo sistema eléctrico interno, el corazón palpita a un ritmo continuo desde antes de nacer hasta morir. Este ritmo es habitualmente constante y regular, cambiando la velocidad cuando es necesario para ajustarse a las necesidades de oxígeno del cuerpo.

Sin embargo, algunas veces el ritmo del corazón se altera ("se vuelve arrítmico"). La forma más común y benigna de la arritmia es la "palpitación cardíaca" común, conocida técnicamente como arritmia sinusal. Por lo general, ésta se siente como palpitaciones o golpes de corta duración en el pecho. Con frecuencia, la arritmia sinusal es provocada por estrés y ansiedad. No plantea peligros, pero puede ser molesta.

También pueden ocurrir arritmias cardíacas más serias. En las últimas etapas de la vida, muchas personas desarrollan fibrilación atrial, una enfermedad en la cual parte del corazón se contrae a una velocidad excesiva y la otra parte sigue moviéndose de manera irregular. Aunque algunas personas viven durante años en estado de fibrilación atrial, ésta es una enfermedad potencialmente peligrosa que requiere atención médica.

Otras formas de arritmia cardíaca son aún más peligrosas, incluyendo la taquicardia ventricular y la fibrilación ventricular. Estas ocurren frecuentemente después de un ataque cardíaco. Estas son anunciadas con frecuencia por complejos ventriculares prematuros.

El tratamiento convencional para una arritmia depende del tipo involucrado. Las arritmias sinusales con frecuencia se dejan sin tratamiento. Las alteraciones más serias del ritmo son tratadas a través del uso de medicamentos, desfibrilación o un marcapasos.

Nota: Las arritmias cardíacas son demasiado peligrosas para auto-tratarlas. En todos los casos excepto los obviamente más benignos, la supervisión médica es obligatoria.

*

Principales Tratamientos Naturales Propuestos  

El aceite de pescado, una fuente de ácidos grasos omega-3, ha mostrado ser considerablemente prometedor para proteger al corazón de peligrosas arritmias.

En un estudio doble ciego controlado por placebo de 16 semanas de duración en 79 personas, el uso de aceite de pescado redujo la frecuencia de complejos ventriculares prematuros (una señal de advertencia de arritmias ventriculares que atentan contra la vida). 1 Además, en un estudio muy grande (más de 11,000 participantes) doble ciego, controlado con placebo, el uso de aceite de pescado redujo el índice de muerte repentina después de un ataque cardíaco. 2 Las arritmias son la causa más común de muerte repentina después de un ataque cardíaco.

Para más información, incluyendo dosis y temas de seguridad, vea en su totalidad el artículo sobre aceite de pescado .

*

Otros Tratamientos Naturales Propuestos  

El mineral magnesio tiende a estabilizar el corazón y algunas veces son suministradas infusiones intravenosas de magnesio a personas en cuidados cardiacos intensivos. Sin embargo, un estudio doble ciego de 6 meses de duración en 170 personas no descubrió que el magnesio oral fuera efectivo para el mantenimiento del ritmo cardíaco normal en las personas con tendencia a desarrollar fibrilación atrial. 3

Los medicamentos diuréticos en la familia de la tiazida tienden a reducir los minerales potasio y magnesio del cuerpo. A las personas que utilizan tales medicamentos se les recomienda tomar por lo general complementos de potasio ya que la deficiencia de éste puede provocar arritmias. Un pequeño estudio doble ciego no encontró que la complementación adicional de magnesio estabilizara posteriormente al corazón. 14 Aparentemente, la amplitud de la deficiencia de magnesio provocada por diuréticos de tiazida no es lo suficientemente severa como para desestabilizar el ritmo cardíaco.

Sin embargo, el medicamento digoxina parece sensibilizar el corazón a la deficiencia de magnesio. Las personas con insuficiencia cardíaca congestiva (CHF por sus siglas en inglés) son propensas a utilizar tanto digoxina como diuréticos de asa (otro tipo de diurético que reduce el magnesio) y el resultado neto pueden ser arritmias cardíacas 5 - 8 Un pequeño estudio doble ciego controlado con placebo descubrió que los complementos de magnesio redujeron los episodios de arritmia ventricular en personas con CHF. 4

La hierba espino albar es ampliamente utilizada para tratar palpitaciones ligeras, pero la evidencia científica que demuestra que ésta es realmente efectiva consiste sólo de estudios de laboratorio parcialmente relevantes. 9 - 13

Cuando las palpitaciones son provocadas por ansiedad o estrés , las hierbas y complementos utilizados para esas condiciones podrían ser de utilidad. Vea los artículos individuales para mayor información.

Otras hierbas y complementos que algunas veces son recomendados para las palpitaciones, pero que tienen poca evidencia que los respalde, incluyen vitamina D , calcio , coridalis, valeriana , escutelaria y zapatito de dama .

*

Hierbas y Complementos a Evitar  

La cafeína estimula al corazón y podría provocar palpitaciones menores. Las hierbas que contienen cafeína, como el guaraná y la nuez de cola , se supone que provocan problemas similares. La hierba efedra también estimula al corazón y debería ser evitada por las personas con palpitaciones.

Numerosas hierbas y complementos podrían interactuar de manera adversa con los medicamentos que sirven para prevenir o tratar las arritmias. Para mayor información sobre este posible riesgo, vea los artículos de cada medicamento por separado en la sección de interacciones con otros medicamentos de esta base de datos.