Por razones que no son completamente evidentes, las plantas amargas tienen la capacidad de estimular el apetito y la genciana se clasifica entre las primeras posiciones de la escala de amargura. Dos de sus componentes, la genciopicrina y la amarogencina, ¡saben amargos incluso cuando se diluyen en un factor de 50,000! 1

En la herbolaria tradicional europea, se cree que la genciana y otras hierbas amargas fortalecen el sistema digestivo cuando se consumen por un período de tiempo. Sin embargo, en la medicina china, la genciana se considera como una hierba bastante intensa que rara vez debe ser consumida a largo plazo. No estamos seguros sobre cuál perspectiva es correcta, aunque tendemos a inclinarnos hacia el punto de vista chino y recomendamos el uso de la genciana solamente a corto plazo.