El nombre latino del helenio proviene de Helena de Troya, quien se supone tuvo que llevar el helenio con ella mientras era secuestrada de Esparta. Reverenciada por los antiguos griegos y romanos, esta hierba fue recomendada para tratar tan diversos problemas como la indigestión, la melancolía, la ciática, la bronquitis y el asma.

*

¿Para Qué es Usado el Helenio Hoy en Día?  

Algunos herbolarios modernos consideran el helenio como un tratamiento a largo plazo para enfermedades tales como el asma y la bronquitis, especialmente cuando la mucosa excesiva es una característica notable.