¿Quién entre nosotros no ha padecido alguna vez una hemorragia nasal? Ya sea un poco de sangre en un pañuelo o un terrible sangrado, una hemorragia nasal puede surgir por muchas causas: Fríos vientos invernales, lesiones o el desagradable hábito común de rascarse la nariz. En muchos casos, ninguna causa puede ser identificada con certeza.

Algunas veces las hemorragias nasales surgen con mayor frecuencia debido a un defecto en el colágeno débil o defectuoso, éste es una proteína fortalecedora presente en los vasos sanguíneos y el tejido conector que los rodea. Los problemas de colágeno podrían provocar hemorragias nasales en las personas que toman corticosteroides y aquellos que padecen una enfermedad llamada "fragilidad capilar." Los corticosteroides, incluyendo los esteroides nasales utilizados para las alergias, pueden provocar una disminución en los niveles de colágeno en las membranas mucosas en el recubrimiento de la nariz. Con la enfermedad de fragilidad capilar, el colágeno débil o defectuoso en las paredes de los vasos sanguíneos podría contribuir a las hemorragias. Las personas con dichos problemas de colágeno podrían tener problemas de encías sangrantes, fuertes periodos menstruales y moretones además de las hemorragias nasales.

Rara vez, la causa de las hemorragias nasales y otro tipo de hemorragias está en la sangre en sí. Lo que sea que reduzca la coagulación de la sangre podría provocar hemorragias nasales. Medicamentos como la warfarina (Coumadin) o la heparina , así como el uso regular de aspirina, disminuyen la tendencia de la sangre a coagularse. Precaución : Si está tomando dichos medicamentos y comienza a experimentar hemorragias nasales, platique con su médico. Incluso sustancias naturales como el ginkgo , el policosanol , altas dosis de vitamina E y el ajo podrían incrementar la tendencia a sangrar.

Los tratamientos convencionales para las hemorragias nasales incluyen varias maniobras para detener las hemorragias agudas, seguidas del diagnóstico y tratamiento de cualquier problema subyacente. Algunas veces un médico puede prevenir futuras hemorragias nasales mediante la cauterización del vaso sanguíneo responsable por éstas.

*

Principales Tratamientos Naturales Propuestos para las Hemorragias Nasales  

Un complemento que podría ayudar a prevenir las hemorragias nasales son los bioflavonoides cítricos. Los bioflavonoides (o flavonoides) son sustancias de plantas que le dan el color a muchas frutas y verduras. Las frutas cítricas son una rica fuente de bioflavonoides, incluyendo diosmina, hesperidina, rutina y naringina.

Un estudio doble ciego controlado por placebo en 96 personas con fragilidad capilar descubrió que una combinación de los bioflavonoides diosmina y hesperidina disminuyó los síntomas de la fragilidad capilar, tales como las hemorragias nasales y los moretones. 1 En este estudio de 6 semanas de duración, los participantes; de los cuales el 41% tenía problemas de hemorragias nasales, tomaron 2 tabletas al día de la combinación de bioflavonoides o placebo. Aquellos que tomaron los bioflavonoides tuvieron significativamente una mayor mejora en sus síntomas y en su fuerza capilar en comparación con los que tomaron placebo. Desafortunadamente, los investigadores no establecieron cuánto mejoraron las hemorragias nasales.

Para más información, incluyendo dosis y temas de seguridad, vea el artículo de los bioflavonoides cítricos en su totalidad.

*

Otros Tratamientos Naturales Propuestos para las Hemorragias Nasales  

OPC son compuestos similares a los bioflavonoides encontrados en grandes cantidades en las semillas de las uvas y los productos con extractos de uva. Estudios de probeta han descubierto que los OPC protegen el colágeno, en parte mediante la inhibición de una enzima que lo destruye. 3 Un estudio doble ciego muy pobremente diseñado que incluyó a 37 personas - la mayoría de ellas con fragilidad capilar - descubrió que los OPC eran más efectivos que el placebo al disminuir la fragilidad capilar 4 ; sin embargo, los autores del estudio dejaron muchas preguntas sin responder en su reporte, haciendo difícil determinar qué tan en serio considerar sus resultados y ellos no trataron las hemorragias nasales específicamente.

Químicos relacionados llamados antocianósidos están presentes en la hierba