A pesar de que los problemas sexuales masculinos han sido el objeto de una investigación médica intensiva, los problemas equivalentes femeninos han recibido relativamente poca atención hasta hace poco. El tremendo éxito comercial del medicamento Viagra ha alertado a las compañías farmacéuticas para enfocar una considerable atención en encontrar un tratamiento comparable para las mujeres.

La pérdida de la libido, un coito doloroso y la dificultad para lograr un orgasmo preocupan a muchas mujeres. Las causas físicas posibles incluyen los efectos secundarios de medicamentos como antidepresivos o sedantes, insuficiencia hormonal, o insuficiencia suprarrenal. Las mujeres que experimenta una disfunción sexual deben consultar a su médico para tratar de encontrar su causa, ya que el problema puede indicar un trastorno más serio.

Los tratamientos convencionales actuales para la disfunción sexual dependen de su causa; asesoría cuando la causa es psicológica; cambiar o reducir las dosis de medicamentos cuando estos son los culpables; terapia de reemplazo hormonal cuando hay una deficiencia; tratar la causa de un coito doloroso; y corregir la insuficiencia suprarrenal. Los medicamentos para la disfunción sexual se encuentran, en la actualidad, bajo una activa investigación. Algunas opciones útiles, ocasionalmente, entre aquellas que están disponibles en la actualidad incluyen la amantadina, la ciproheptadina, la buspirona, la nefazodona, el sildenafil y la bupropiona.

*

Tratamientos Naturales Propuestos  

A pesar que no existe una evidencia certera de estos tratamientos naturales para la disfunción sexual, varias substancias han demostrado resultados promisorios en pruebas preliminares. Estas incluyen la DHEA. Ginkgo biloba, yohimbina y arginina.

DHEA  

Alguna evidencia sugiere que la hormona DHEA (dehidroepiandrosterona) puede ser útil para mejorar la función sexual en mujeres mayores, pero no en mujeres jóvenes.

La DHEA es producida por las glándulas suprarrenales. Los niveles de DHEA declinan naturalmente con la edad y caen de forma precipitada en casos de una insuficiencia suprarrenal. Debido a que ambas; personas ancianas y aquellas con insuficiencia suprarrenal reportan una baja en la libido, varios estudios han examinado si el suplemento de DHEA puede aumentar la libido en estos grupos.

Un ensayo, doble ciego controlada con placebo de 12 meses de duración evaluó los efectos de la DHEA (50 mg diarios) en 280 individuos entre las edades de 60 a 79 años. 1 Los resultados mostraron que las mujeres mayores de 70 años experimentaron una mejoría en la libido y en la satisfacción sexual. No se observaron beneficios en mujeres jóvenes. Otras dos pruebas tampoco encontraron beneficio, pero abarcaron mucho menos personas y duraron un período más corto de tiempo. 2,3

Además, dos pequeños estudios doble-ciego controlados por placebo probaron si una sola dosis de 300 mg de DHEA podría incrementar el deseo sexual en mujeres pre- o postmenopaúsicas respectivamente. 24,25 Los resultados indicaron de nuevo que la DHEA es efectiva en mujeres mayores pero no en mujeres jóvenes.

Un estudio doble-ciego controlado por placebo de 4 meses de duración, con 24 mujeres con insuficiencia suprarrenal encontró que 50 mg diarios de DHEA (junto con el tratamiento estándar para la insuficiencia suprarrenal) mejoró la libido y la satisfacción sexual. 4 La DHEA no se receta generalmente para individuos con insuficiencia suprarrenal, pero este estudio sugiere que así debe ser.

Para más información, incluyendo dosis y cuestiones de seguridad, consulte el artículo completo de la DHEA .

Combinación de Productos  

Una prueba doble ciego controlada por placebo evaluó una terapia de combinación que contenía el aminoácido arginina : Las hierbas ginseng , ginkgo y damiana ; y multivitamínicos y minerales. 20 Los investigadores abarcaron un total de 77 mujeres entre los 22 y 71 años de edad y las evaluaron durante 4 semanas. Todas las participantes se quejaron de una función sexual pobre.

Los resultados demostraron una puntuación de satisfacción sexual superior en el grupo de tratamiento comparado con el grupo de placebo. Algunos de los beneficios específicos parecen incluir el estímulo a la libido, aumento en la frecuencia del coito y los orgasmos, una mejor lubricación vaginal y aumento de la sensación del clítoris.

La yohimbina es un medicamento derivado de la corteza del árbol del yohimbe . Los estudios sólo usaron el medicamento estándar, no la hierba verdadera. Un pequeño estudio doble ciego, cruzado de la yohimbina combinada con la arginina encontró un aumento en la medida de la excitacón física entre 23 mujeres con trastorno del deseo sexual femenino comparado con las del placebo. 21 Sin embargo, las mujeres por si mismas, no reportaron ningún efecto notorio. Solo la combinación de la yohimbina y la arginina produjo resultados; ninguna substancia fue efectiva cuando se tomó por sí sola.

Una prueba abierta de yohimbina sola para tratar la disfunción sexual inducida por el antidepresivo fluoxetina (Prozac) encontró mejoría en ocho de nueve personas, dos de las cuales eran mujeres. 22 Sin embargo, con la ausencia de un grupo de placebo, estos resultados no se pueden tomar de manera confiable; además, existen preocupaciones acerca de la seguridad de combinar la yohimbina con antidepresivos.

Nota: Yohimbina y la hierba yohimbina son en general substancias relativamente peligrosas. Solo deben utilizarse bajo supervisión médica.

Los otros componentes utilizados en estas terapias combinadas también pueden presentar algunos riesgos (consulte los artículos completos para los temas de seguridad).

Otros Tratamientos  

Un estudio altamente preliminar ha sido usado para alegar que la hierba efedra es de utilidad para las mujeres con disfunción sexual. 26 Sin embargo, este ensayo fue muy pequeña, abarcó mujeres sin problemas sexuales y solo examinó la respuesta sexual al estímulo visual. Además, existen riesgos de salud serios asociados con la efedra. Por esta razón, no es recomendado que las mujeres con disfunción sexual utilicen la efedra. Para mayor información sobre los riesgos para la salud de esta hierba, consulte el artículo completo de efedra .

Varios reportes de casos y estudios sin control elevaron las esperanzas de que la hierba Ginkgo biloba podría ser un tratamiento efectivo para la disfunción sexual inducida por antidepresivos. 13 - 17 Sin embargo, como siempre, se necesitan estudios doble ciego controlados por placebo para establecer verdaderamente su eficacia (vea ¿Por Qué Las Terapias Complementarias Dependen de Estudios Doble-Ciego? ) cuando finalmente se realizó un estudio doble ciego, los resultados indicaron que el ginkgo no proporciona en realidad este beneficio. 27