*

El trastorno de ansiedad generalizada (GAD) se caracteriza por seis meses o más de preocupación y tensión crónicas y exageradas que son infundadas o mucho más severas que la ansiedad normal que la mayoría de personas experimentan. Las personas con este trastorno por lo general esperan lo peor; se preocupan excesivamente por el dinero, salud, familia, o trabajo, aunque no haya señales de problemas. Son incapaces de relajarse y con frecuencia padecen insomnio y una incapacidad para concentrarse. Muchas personas con GAD también tienen síntomas físicos, como fatiga, temblores, tensión muscular, dolores de cabeza, irritabilidad, o bochornos.

Aproximadamente cuatro millones de estadounidenses desarrollan GAD durante el transcurso de un año determinado. Con más frecuencia ataca a personas en la niñez o adolescencia, pero también puede comenzar en la adultez. Afecta a mujeres con más frecuencia que a los hombres. Investigación sugiere que GAD podría encontrarse en familias, y también podría empeorar durante momentos estresantes.

Investigación muestra que GAD a menudo coexiste con depresión , abuso de sustancias , u otros trastornos de ansiedad. Otras condiciones asociadas con el estrés, como síndrome del intestino irritable , a menudo acompañan a GAD. Dígale a su médico si usted tiene síntomas físicos, como insomnio o dolores de cabeza, o síntomas emocionales, como sentimientos constantes de preocupación y tensión. Esta información ayudará a su médico a determinar si usted padece GAD.