*

El propósito de la revisión es el diagnóstico y tratamiento adecuados. Los exámenes de revisión por lo general se administran a personas sin síntomas presentes, pero que podrían estar en alto riesgo de ciertas enfermedades o condiciones.

La revisión para escoliosis debería ser parte de una revisión minuciosa en niños sanos.

Exámenes de Revisión

Exámenes incluyen:

Examen de Inclinación hacia Adelante - Con los pies y rodillas juntos, a usted se le pedirá que se incline hacia adelante con sus brazos colgando. La persona encargada de la revisión se colocará primero detrás de usted y después enfrente de usted para revisar cualquier curvatura visible, o cualquier apariencia dispareja en su caja torácica, caderas, u omóplatos.

Inclinómetro o Escoliómetro - Este aparato se usa para medir el grado real de curvatura de su columna. A usted se le pedirá que se ponga de pie con los pies y rodillas juntos, y que se incline hacia adelante hasta que el examinador pueda ver la curvatura en la parte superior de su columna. Entonces, el inclinómetro se coloca sobre su espalda, y se toma una medición. Se toma otra medición cuando usted se ha inclinado aún más, y el área de curvatura es visible en la parte inferior de su columna.

Indicaciones de Revisión

The American Academy of Orthopaedic Surgeons (AAOS) apoya los programas de revisión regular de escoliosis en las escuelas. La AAOS recomienda que estos programas revisen a niñas dos veces (a los 10 y a los 12 años) y a los niños una vez (a los 13 ó 14 años).

Si se identifica escoliosis, entonces la familia recibirá materiales educativos acerca de la escoliosis, y el niño podría ser canalizado con un cirujano ortopédico para evaluación adicional.