He aquí el por qué:  

Los productos agrícolas ciertamente han ganado su reputación de saludables. Son ricos en vitaminas, minerales, antioxidantes, fitoquímicos y fibra, además de tener pocas calorías y grasa. Todos estos factores contribuyen a muchos beneficios para la salud, entre ellos:

  • Niveles más bajos de colesterol en sangre
  • Menor riesgo de ateroesclerosis y cardiopatía
  • Riesgo disminuido de ciertos tipos de cáncer
  • Menor presión arterial
  • Menor riesgo de sobrepeso y obesidad

He aquí cómo:  

La cantidad de frutas y de verduras que necesita dependen de su edad, sexo y nivel de actividad. En general, los adultos deben consumir estas cantidades por día:

  • Aproximadamente 2 tazas de fruta (1 taza = 1 taza de fruta fresca, 1 taza de jugo de fruta, ½ taza de fruta seca)
  • Aproximadamente 2 ½ a 3 tazas de verduras (1 taza = 1 taza de verduras crudas o cocidas, 1 taza de jugo de verduras, 2 tazas de verduras con hojas crudas)

¡Intente llenar medio plato con frutas y verduras! Visite el sitio web de MyPlate ( http://www.choosemyplate.gov/ ) para obtener más información.

Al comer frutas y verduras, concéntrese en el color. Las verduras verde oscuro, rojas y naranjas contienen nutrientes especialmente buenos para usted. Asimismo, en sus porciones diarias, pruebe frutas y verduras ricas en vitamina A o betacaroteno y vitamina C . Los productos ricos en vitamina A y betacaroteno (que se convierte en vitamina A en el cuerpo) incluyen:

  • Calabaza
  • Batatas o boniatos
  • Zanahorias
  • Mangos
  • Espinacas
  • Melón cantalupo
  • Kale
  • Albaricoques
  • Jugo de tomate
  • Nectarinas
  • Papayas
  • Duraznos

Los productos ricos en vitamina C incluyen:

  • Pimientos
  • Papayas
  • Naranjas y jugo de naranja
  • Brócoli
  • Fresas
  • Toronja
  • Melón cantalupo
  • Tomates y jugo de tomate
  • Papas
  • Col
  • Espinacas
  • Berzas

Consejos para agregar frutas y verduras a su dieta  

Para el desayuno:

  • Fruta fresca o seca mezclada con cereal o avena
  • Panecillo o bagel cubierto con cebolla y tomate o pepino y queso crema
  • Un vaso de jugo de tomate con un trozo de apio

Para el almuerzo y refrigerios:

  • Hornee una batata o boniato (en microondas en alto durante 5 a 8 minutos) y cúbralo con frijoles negros
  • Agregue fruta fresca a su yogur
  • Destape una lata de mandarinas
  • Bañe la zanahoria, apio, pimiento rojo y ramitas de calabacín en humus, yogur o aderezo bajo en grasas

Para la cena:

  • Ase verduras, cebolla, calabacín, pimientos y berenjena, y expándalos sobre una masa de pizza con salsa de tomate y queso
  • Papas horneadas con brócoli al vapor, frijoles y salsa
  • Añada fruta seca al arroz y al relleno
  • Ralle zanahorias y calabacines en la salsa de la pasta