*
Sistema respiratorio de un bebé  
factsheet image

Copyright © Nucleus Medical Media, Inc.

Definición  

La taquipnea transitoria es un problema respiratorio que se da entre el 1% y el 2% de los recién nacidos. Ocurre cuando el líquido no deja los pulmones tan rápido como debería después de nacer. Los bebés que nacen con esta condición por lo general se recuperan a los tres días de nacidos.

La taquipnea transitoria se puede tratar fácilmente, pero requiere cuidado por parte del médico.

*

Causas  

Antes de nacer, normalmente, los pulmones del bebé están llenos de líquido amniótico. Durante la labor de parto, señales químicas le dicen a los pulmones que comiencen a retirar el líquido. Cuando el bebé pasa a través del canal de parto, el pecho se aprieta. Esa presión puede ayudar a despejar algo del líquido de los pulmones. Después de nacer, el bebé también puede toser parte del líquido. Una vez que el bebé comienza a respirar, el aire llena los pulmones y ayuda a despejar cualquier líquido remanente. El líquido puede no despejarse lo suficientemente rápido de los pulmones si :

  • El bebé no responde bien a las señales químicas durante la labor de parto.
  • El líquido no es expulsado de los pulmones en el canal de parto.
*

Factores de riesgo  

Un factor de riesgo es aquello que incrementa su probabilidad de contraer una enfermedad o condición. Los siguientes factores incrementan el riesgo de que su hijo desarrolle taquipnea transitoria:

*

Síntomas  

Si su recién nacido experimenta cualquiera de estos síntomas, no asuma que se debe a taquipnea transitoria. Estos síntomas pueden ser causados por otras condiciones de salud. Los síntomas incluyen:

  • Respiración rápida y con dificultad (más de 60 respiraciones por minuto)
  • Sonidos de gruñidos o quejidos al exhalar
  • Ensanchamiento de las fosas nasales
  • Retracciones: con cada respiración, el pecho parece hundirse entre las costillas o debajo de la caja torácica
  • Cianosis: la piel tiene un matiz azulado alrededor de la boca y la nariz
*

Diagnóstico  

El médico observará el historial de su embarazo y labor de parto. Además, examinará a su bebé y realizará pruebas de diagnóstico.

Las pruebas pueden incluir:

  • Análisis de sangre, tales como:
    • Hemograma completo: para detectar signos de infección, como neumonía .
    • Cultivos de sangre: para detectar signos de infección.
    • Una determinación de gas en sangre: para revisar el nivel de oxígeno en la sangre del bebé. El procedimiento se puede repetir mientras se encuentra hospitalizado.
  • Radiografía de tórax : radiografía de los pulmones que se utiliza para encontrar posibles causas de problemas respiratorios.
  • Monitoreo de oximetría de pulso: se coloca una cinta que contiene un sensor de oxígeno en el pie del bebé. Se conecta a un monitor que le dice al médico qué tan bien están funcionando los pulmones.

Con frecuencia, la taquipnea transitoria no se diagnostica hasta que los síntomas desaparecen, por lo general a los tres días después del parto.

*

Tratamiento  

Platique con su doctor sobre el mejor plan de tratamiento para su hijo. El cuidado de apoyo y el monitoreo constante son las bases del tratamiento. Otras opciones de tratamiento incluyen:

  • Oxígeno complementario: se le suministra oxígeno extra al bebé a través de una mascarilla o de cánulas nasales.
  • Presión positiva continua en las vías respiratorias (PPCVR): se coloca una sonda en la nariz del bebé. Una máquina de respiración empuja un flujo continuo de aire u oxígeno dentro de las vías respiratorias para mantenerlas abiertas.
  • Antibióticos: se pueden administrar antibióticos al bebé por vía intravenosa (IV) hasta que los resultados de los análisis indiquen que no hay infección.
  • Alimento complementario: cuando un bebé tiene dificultad para respirar, puede resultarle difícil lactar. En ese caso, se utiliza una sonda IV que transporta líquidos, glucosa y electrólitos.
  • Apoyo ventilatorio: en casos poco frecuentes, se utiliza una máquina para ayudar a respirar al bebé.

Un día o dos después de nacer, la respiración del niño debe mejorar. Al tercer día de vida, todos los síntomas de taquipnea transitoria deben desaparecer.

*

Prevención  

No hay pautas para prevenir la taquipnea transitoria porque se desconoce la causa exacta. Pero hay varias cosas que puede hacer para ayudar a asegurar que dará a luz a un bebé sano:

  • Comer una dieta saludable, una que sea baja en grasas saturadas y rica en granos enteros, frutas y verduras.
  • Sométase a revisiones regulares prenatales.
  • No fume. Si fuma, deje de hacerlo.
  • Evite consumir drogas y alcohol.