*
Artritis reumatoide  
si1426_96472_1

Copyright © Nucleus Medical Media, Inc.

Definición  

La artritis reumatoide juvenil (ARJ) es una enfermedad crónica de las articulaciones. Las enfermedades crónicas se desarrollan en un tiempo prolongado. En este caso, comienza antes de los 16 años.

En la ARJ, el sistema inmunitario ataca el tejido que está dentro de las articulaciones. Esto provoca que las articulaciones se inflamen. El proceso causa dolor y rigidez. La inflamación puede causar daño a largo plazo en los cartílagos y los huesos. Los casos pueden variar de leves a graves. En algunos casos, puede causar cambios en el crecimiento y el desarrollo.

Existen cinco tipos primarios de ARJ:

  • Pauciarticular, el cual afecta cuatro articulaciones o menos.
  • Poliarticular, que afecta cinco articulaciones o más.
  • ARJ de inicio sistémico (también llamada enfermedad de Still), que afecta a todo el cuerpo. Es el tipo de ARJ menos frecuente.
  • Artritis asociada a entesitis, que presenta inflamación de los tendones en los huesos.
  • Artritis psoriásica, que está asociada con una enfermedad de la piel llamada sorias .

La ARJ es una condición potencialmente grave. Requiere atención médica. Cuanto más rápido de trate, mejor será el resultado.

*

Causas  

La JRA es una enfermedad autoinmune. Esto significa que es el sistema inmunitario del propio cuerpo el que causa el daño. Los problemas del sistema inmunitario pueden tener su causa en la genética o en el entorno.

*

Factores de riesgo  

No hay factores de riesgo claros para la JRA. En general:

  • ARJ pauciarticular
    • El primer subtipo, por lo general, afecta a niñas menores de 7 años.
    • El otro subtipo afecta, por lo general, a niños mayores de 8.
  • La ARJ poliarticular es más frecuente en niñas que en niños.
  • La ARJ de inicio sistémico afecta a niños y niñas por igual.
  • En la artritis asociada a entesitis, los factores de riesgo incluyen antecedentes familiares de:
  • Factor de riesgo de la artritis psoriásica:
    • Artritis y antecedentes familiares positivos de psoriasis en un pariente de primer grado
*

Síntomas  

Si su hijo tiene cualquiera de estos síntomas, no asuma que se debe a ARJ. Estos síntomas podrían ser causados por otras condiciones de salud menos serias. Consulte a su médico si su hijo tiene alguno de estos síntomas:

  • Rigidez en las articulaciones, especialmente en las mañanas o después de periodos de descanso
  • Dolor, inflamación, sensibilidad o debilidad en las articulaciones
  • Fiebre
  • Pérdida de peso
  • Fatiga o irritabilidad
  • Inflamación de ojos
  • Nódulos linfáticos inflamados
  • Problemas de crecimiento, como:
    • El crecimiento en las articulaciones afectadas puede ser demasiado rápido o demasiado lento, causando que una pierna o un brazo sea más largo que el otro
    • Las articulaciones crecen de manera desigual, de un lado
    • El crecimiento en general puede ser lento

Síntomas exclusivos de los tres tipos principales de ARJ:

ARJ pauciarticular

  • Por lo general, incluye articulaciones grandes, como rodillas, tobillos, muñecas y codos.
  • Las articulaciones resultan afectadas en un patrón asimétrico (si el lado izquierdo está afectado, la articulación del lado derecho no lo está).
  • Los niños desarrollan con frecuencia entesitis. Es una inflamación en la zona en que los tendones y los ligamentos se unen a los huesos.
  • Puede tener problemas en los ojos.
  • El primer subtipo es:
    • Asociada a uveítis: una condición de los ojos potencialmente grave
    • Suelen tener resultados positivos los análisis de anticuerpos antinucleares (ANA)
  • El segundo subtipo incluye la parte inferior de la columna

ARJ poliarticular:

  • Incluye articulaciones pequeñas de los dedos y las manos, y articulaciones que soportan el peso del cuerpo (rodillas, cadera, tobillos y pies).
  • Las articulaciones resultan afectadas en un patrón simétrico (si el lado izquierdo está afectado, la misma articulación del lado derecho también lo está).
  • La anemia es el recuento bajo de glóbulos rojos. Es un síntoma común que se observa en ambos subtipos.
  • El primer subtipo se caracteriza por:
    • Presencia de factor reumatoide (FR) en sangre
    • Fiebre de bajo grado
    • Nódulos (bultos en partes del cuerpo que reciben mucha presión, como los codos)
  • El segundo subtipo es menos grave. Sólo incluye inflamación de las articulaciones.

ARJ de inicio sistémico:

  • Fiebre alta y escalofríos, acompañados generalmente de un sarpullido en los muslos y el pecho. Este aparece y desaparece por semanas o meses. Son los primeros signos de ARJ de inicio sistémico.
  • La inflamación y el dolor en las articulaciones con frecuentes.
  • El corazón, los pulmones y los tejidos que los rodean pueden inflamarse.
  • Los nódulos linfáticos, el hígado y el bazo pueden agrandarse.
  • La artritis se da en muchas articulaciones.
  • Artritis asociada a entesitis:
    • La sensibilidad en las articulaciones sacroilíacas es frecuente. Esta es la articulación en la que la pelvis y la columna se unen.
    • La prueba de antígeno HLA-B27 será positiva en los niños.
    • Los niños padecerán con frecuencia uveítis anterior. Está asociada con dolor en los ojos, enrojecimiento o fotofobia (problemas con la luz).
  • Artritis psoriásica:
    • Inflamación de los dedos de las manos o de los pies o uñas marcadas. Las marcas se producen cuando los líquidos se acumulan en la piel.

Por lo general, hay remisiones y rebrotes. Durante las remisiones, los síntomas mejoran o desaparecen. Durante los rebrotes, los síntomas empeoran.

*

Diagnóstico  

No hay una prueba clara para detectar la JRA. El médico trabajará para descartar otras enfermedades. Su médico le preguntará sobre los síntomas de su hijo. Le preguntará sobre los antecedentes médicos familiares y personales. El médico le realizará un examen físico. Una vez que el médico de su hijo sospeche que se trata de ARJ o haga este diagnóstico, su hijo puede ser derivado a un especialista. Los reumatólogos pediátricos se especializan en enfermedades de las articulaciones. Las pruebas pueden incluir:

  • Técnicas de diagnóstico por imágenes (como rayos X )
  • Pruebas de laboratorio para sangre, orina, y/o líquido articular, para:
  • Exámenes oftalmológicos: para descartar problemas inflamatorios de varias partes del ojo
*

Tratamiento  

Hable con su médico acerca del mejor plan para su hijo. El objetivo es preservar un nivel alto de desempeño físico y social, y mantener una buena calidad de vida. El plan será útil para controlar la inflamación, aliviar el dolor, prevenir o controlar el daño en las articulaciones y maximizar la actividad de las articulaciones. Opciones incluyen las siguientes:

Medicamentos  

Están disponibles varios tipos de medicamentos para tratar la JRA:

  • Antiinflamatorios no esteroides (AINE), como ibuprofeno , naproxeno , diclofenac o tolmetin
  • Medicamentos antirreumáticos modificadores de enfermedades (DMARD), como metotrexato para desacelerar el curso de la enfermedad
  • Corticosteroides: vía I. V. (directamente en la vena) o por boca, para la inflamación y la hinchazón
  • Moduladores de la respuesta inmunitaria, como inhibidores de TNF, para casos que no respondan bien

Fisioterapia  

Se realizan ejercicios para mantener la fuerza muscular. También ayuda a preservar y a recuperar el rango de movimiento de las articulaciones. Se recomienda la realización de las actividades diarias normales, como deportes sin contacto y actividades recreativas. Podría usarse fisioterapia para mantener los músculos fuertes y la movilidad de las articulaciones. Los niños también pueden desarrollar confianza en sus capacidades físicas mediante tales actividades.

Dispositivos de mantenimiento  

Se utilizan tablillas y otros dispositivos para mantener el crecimiento normal de los huesos y las articulaciones. También pueden ayudar a evitar contracturas por flexión (articulaciones permanentemente dobladas).

*

Prevención  

No hay manera de prevenir la JRA.