*

Definición  

El trastorno bipolar es una condición de salud mental marcada por cambios extremos en el estado de ánimo, la energía y la capacidad de funcionar. Los cambios de ánimo ocasionados por el trastorno bipolar son más graves que los altibajos normales. Pueden arruinar relaciones y perjudicar el desempeño en el trabajo o en la escuela. El trastorno bipolar se puede tratar. Si cree que tiene este problema, comuníquese con el médico.

Los dos extremos del trastorno bipolar son la manía y la depresión. En la manía, uno de los síntomas definitorios es un aumento de la energía y una disminución de la necesidad de dormir. El ánimo puede ser sumamente feliz o irritable. En la depresión , domina el mal estado de ánimo con cansancio, que suele venir acompañado por irritabilidad.

Hay cuatro formas de esta condición:

  • Trastorno bipolar I: episodios recurrentes de manía seguidos inmediatamente por depresión; los episodios pueden ser graves.
  • Trastorno bipolar II: episodios de manía menos grave (llamados hipomanía) que se alternan con episodios de mayor depresión.
  • Trastorno bipolar no especificado: la persona tiene síntomas de trastorno bipolar (p. ej., actúa de manera extraña con respecto a su comportamiento normal), pero los síntomas no cumplen los criterios específicos del trastorno bipolar I o II.
  • Ciclotimia: episodios de hipomanía que se alternan con episodios de depresión leve que dura, al menos, dos años.
*
El cerebro  
El cerebro dividido por colores

El trastorno bipolar puede ser producto de influencias genéticas en el cerebro.

Copyright © Nucleus Medical Media, Inc.

Causas  

Se desconoce la causa del trastorno bipolar. Esta afección tiende a ser hereditaria. Es posible que se deba a ciertos genes específicos. Lo más probable es que se deba a la combinación de muchos genes diferentes.

*

Factores de riesgo  

Tener antecedentes familiares del trastorno aumenta la probabilidad de desarrollarlo. Si tiene algún familiar con trastorno bipolar, infórmelo al médico.

*

Síntomas  

Los síntomas incluyen:

  • Cambios dramáticos de humor: esto puede variar de una excitabilidad eufórica, la fijación de objetivos irrealistas y un sentido exagerado de sí mismo a sentimientos de desesperanza.
  • Períodos de ánimo normal entre los altibajos
  • Cambios extremos en la energía y el comportamiento

Los síntomas de manía incluyen:

  • Un estado de ánimo extremadamente "elevado" o demasiado bueno
  • Mayor energía y esfuerzo puestos en actividades con objetivos específicos
  • Agitación y desasosiego
  • Pensamientos asiduos, saltar de una idea a otra
  • Hablar rápidamente o intentar seguir hablando
  • Problemas de concentración
  • Menor necesidad de dormir
  • Demasiada confianza o autoestima muy elevada
  • Falta de juicio, que con frecuencia se relaciona con hacer gastos excesivos o con indiscreciones sexuales

Los síntomas de depresión incluyen:

  • Tristeza, desesperanza o falta de ánimo durante mucho tiempo
  • Sentimientos de culpa, inutilidad o impotencia
  • Falta de interés o placer en las actividades que antes disfrutaba, como el sexo
  • Disminución de la energía o fatiga
  • Problemas para concentrarse, recordar o tomar decisiones
  • Incapacidad para relajarse o disminución de los movimientos
  • Agitación
  • Dormir demasiado o muy poco
  • Bajar o subir de peso sin querer
  • Pensar en la muerte o en el suicidio con o sin intentos de suicidio

Los episodios graves de manía o depresión, a veces, pueden estar relacionados con síntomas psicóticos, como:

  • Alucinaciones
  • Engaños
  • Trastornos de pensamiento
*

Diagnóstico  

El médico le preguntará acerca de sus síntomas y antecedentes clínicos, y le realizará un examen físico. En algunos casos, pueden solicitarse exámenes de laboratorio para descartar otras causas de los síntomas. Es posible que se lo derive a un especialista en salud mental. El diagnóstico de trastorno bipolar se basa en:

  • La presencia de determinados síntomas con el transcurso del tiempo
  • Ausencia de otras causas, como algunos medicamentos y determinadas condiciones
  • Antecedentes familiares de trastorno bipolar

Se diagnostica manía cuando:

  • El estado de ánimo está elevado y hay tres o más síntomas maníacos (antes mencionados).
    • Si el estado de ánimo es irritable, no elevado, deben presentarse cuatro síntomas para poder diagnosticar manía.
  • Los síntomas duran la mayor parte del día, casi todos los días, durante una semana o más tiempo.
  • Los síntomas causan problemas en el funcionamiento diario.

Se diagnostica un episodio de depresión cuando:

  • Hay cinco o más síntomas de depresión (antes mencionados)
  • Los síntomas duran la mayor parte del día, casi todos los días, durante un período de dos semanas o más tiempo
  • Los síntomas causan problemas en el funcionamiento diario.
*

Tratamiento  

Consulte con su médico acerca de cuál es el mejor plan para usted.

Medicamentos  

El tratamiento primario es con medicamentos llamados estabilizadores del estado de ánimo. Hay muchos tipos y combinaciones diferentes de medicamentos, que el médico debe ajustar para enfocarse en sus síntomas. Algunos ejemplos de medicamentos habitualmente usados para tratar el trastorno bipolar incluyen:

  • Litio : el estabilizador de estado de ánimo más antiguo, que suele usarse como tratamiento inicial (ayuda a prevenir que los episodios maníacos y depresivos regresen).
  • Medicamentos anticonvulsivos: también se usan como estabilizadores anímicos en lugar del litio o en combinación con este.
    • Lamotrigina (Lamictal)
    • Valproato (Depakote)
    • Carbam