*
Fascitis Plantar  
Imagen informativa de Nucleus

Copyright © Nucleus Medical Media, Inc.

Definición  

La fascia plantar es una banda gruesa de tejido adherida al hueso del talón. En ella, se apoya el arco del pie. La fascitis plantar es una inflamación de la fascia plantar.

Esta provoca dolor en el talón del pie. El tratamiento depende de la severidad de la condición.

*

Causas  

La fascitis plantar se produce debido a pequeños traumatismos constantes en la fascia plantar. Estos traumatismos pueden ser producto de actividades que sobrecargan demasiado el pie, tales como:

  • Esfuerzo físico, en especial en deportes como:
    • Correr
    • Voleibol
    • Tenis
  • Incremento repentino en la intensidad o duración del ejercicio
*

Factores de riesgo  

La fascitis plantar es más frecuente en personas de 40 a 60 años. Otros factores de riesgo que aumentan las probabilidades de padecer fascitis plantar incluyen los siguientes:

  • Actividad física en la que se sobrecarga demasiado la fascia plantar
  • Permanecer mucho tiempo de pie
  • Aumento repentino de las actividades que afectan los pies
  • Obesidad o aumento rápido de peso
  • Problemas preexistentes en el pie, por ejemplo, un tendón de Aquiles anormalmente tenso, pie plano o un tobillo que gira demasiado hacia dentro
  • Calzado que le queda mal
*

Síntomas  

Los síntomas de la fascitis plantar pueden comenzar de forma gradual u ocurrir de manera repentina. Estas incluyen:

  • Dolor en la planta del pie cerca del talón
  • Dolor en el talón cuando se dan los primeros pasos en la mañana
  • Sensibilidad al tocar la planta del pie o el talón
  • Dolor que aumenta durante un lapso de meses
*

Diagnóstico  

El médico le preguntará acerca de sus síntomas y antecedentes clínicos. Se le realizará un examen de los pies.

Las pruebas pueden incluir una radiografía o una gammagrafía ósea del pie para descartar fracturas por sobrecarga u otras anomalías óseas.

*

Tratamiento.  

Hable con su médico para saber cuál es el mejor plan de tratamiento para usted. Las opciones de tratamiento incluyen:

Cuidado en el hogar  

  • Hielo: aplique hielo o una compresa fría en el talón y el arco del pie durante 15 a 20 minutos varias veces por día. Envuelva el hielo o la compresa fría en una toalla. No aplique el hielo directamente en la piel.
  • Soporte nocturno: soporte especial que le ayudará a mantener el pie en una posición neutral mientras duerme.
  • Accesorios ortopédicos: accesorios especiales para el calzado que brindan apoyo a la región media del arco del pie. Los accesorios no personalizados pueden funcionar de la misma manera que los personalizados.
  • Actividad
    • Evite correr y realizar otras actividades que podrían empeorar el dolor.
    • Comience con ejercicios de estiramiento para extender el tendón de Aquiles y la fascia plantar de acuerdo con las indicaciones de su médico. En general, estos ejercicios se realizan una vez que el dolor disminuye o mejora.

Medicamentos.  

Para tratar el dolor, el médico puede recomendar medicamentos antiinflamatorios no esteroides (AINE) de venta libre, como ibuprofeno o naproxeno. Es posible que también se necesiten analgésicos de venta bajo receta.

Procedimientos  

En algunos casos, puede considerarse el uso de inyecciones de corticoesteroides. En determinados casos, también es posible que se considere un tipo de terapia especial de ondas sonoras denominada “terapia extracorpórea por ondas de choque”. Esta terapia se realiza bajo supervisión médica. Actualmente, esta suele ser una terapia para casos a largo plazo que no responden a otros tratamientos.

Cirugía  

En algunos casos, los tratamientos básicos no dan resultado. Puede realizarse una cirugía para cortar la fascia tensa e inflamada.

*

Prevención  

Para reducir el riesgo de padecer fascitis plantar, tome las siguientes medidas:

  • Use el calzado deportivo y la medida apropiados practica algún deporte o cuando haga ejercicio.
  • Haga ejercicios de estiramiento para el talón de Aquiles y la fascia plantar.
  • Aumente gradualmente la intensidad y la duración de los ejercicios.
  • Mantener un peso adecuado.