*

Definición  

El síndrome de Reye es un grave trastorno que causa un incremento de presión en el cerebro y acumulación de grasa en el hígado y otros órganos. Afecta todos los órganos del cuerpo, pero es más perjudicial para el cerebro y el hígado. El Síndrome de Reye ocurre principalmente en los niños, con mayor frecuencia durante la recuperación de una infección viral.

*

Causas  

La causa del Síndrome de Reye se desconoce. Sin embargo, los estudios han revelado un vínculo con el uso de la aspirina y otros salicilatos durante una infección viral.

*

Factores de riesgo  

Un factor de riesgo es aquello que incrementa su probabilidad de contraer una enfermedad o condición. El riesgo de contraer el Síndrome de Reye se incrementa con:

  • Edad: entre 2 y 16 años
  • Enfermedades virales recientes, incluyendo:
  • Uso de aspirina u otros salicilatos
*

Síntomas  

Los síntomas generalmente se presentan después de una enfermedad viral, y se dividen en cinco etapas:

Etapa 1:  

  • Vómito frecuente o persistente
  • Somnolencia y fatiga
  • Resultados de laboratorio que indiquen disfunción hepática

Etapa 2:  

  • Cambios de personalidad, tales como irritabilidad y agresión
  • Confusión
  • Trastornos del habla
  • Alucinaciones
  • Letargo profundo
  • Hiperventilación

Etapas 3 a 5:  

  • Coma
  • Convulsiones
  • Incapacidad para respirar sin ayuda

La inflamación del cerebro y otros problemas en el Síndrome de Reye progresan muy rápido. Pueden dar como resultado, daño neurológico o la muerte. Llame a un médico inmediatamente si piensa que su hijo padece el Síndrome de Reye.

*
Punción lumbar  
imagen informativa de Nucleus

Copyright © Nucleus Medical Media, Inc.

Diagnóstico  

El médico le preguntará acerca de los síntomas y antecedentes clínicos, y le realizará un examen físico. Las pruebas pueden incluir:

  • Exámenes de la función hepática:
    • SGOT (AST)
    • SGPT (ALT)
    • LDH
    • Amoníaco
    • Tiempo de protrombina
  • Punción lumbar : inserción de una aguja entre las vértebras lumbares para quitar líquido espinal para su análisis
  • Biopsia hepática: extracción de una muestra de tejido hepático para su examinación

Note que ciertos trastornos metabólicos hereditarios se pueden presentar con signos y síntomas que pueden simular el síndrome de Reye. Existen tratamientos específicos para algunos de ellos, y todos pueden repetirse, e incluso provocar la muerte, a menos que se diagnostiquen apropiadamente. Las pruebas para estos trastornos (tales como el síndrome de ornitin transcarbamilasa) se deben de realizar en todos los niños con el síndrome de Reye.

*

Tratamiento  

El diagnóstico y el tratamiento oportuno son esenciales para una recuperación exitosa.

El tratamiento puede incluir:

Medicamentos  

Los medicamentos incluyen:

  • Corticoesteroides
  • Diuréticos
  • Glucosa
  • Insulina
  • Barbitúricos
  • Tratamientos específicos para reducir los niveles de amonia en la sangre
    • Fenilacetato y benzoato de sodio
    • Diálisis
  • Odansetron (Zofran) para los vómitos intensos

Cateter Arterial  

Si los síntomas afectan el cerebro, se puede insertar un catéter arterial para observar la presión, el dióxido de carbono y el contenido de oxígeno en la sangre.

Monitoreo de la Presión  

En las etapas 3 a 5 del síndrome de Reye, se utilizan diversos dispositivos para supervisar la presión sanguínea dentro del cerebro.

Ventilador  

En etapas avanzadas, se puede usar un ventilador para ayudar a la respiración.

Cirugía  

Ocasionalmente, un procedimiento de drenado o craneotomía de descompresión puede ser necesario para reducir la presión en el cerebro.

*

Prevención  

Para prevenir el síndrome de Reye:

  • El uso de aspirina no está recomendado para niños y adolescentes que tengan o que acaben de tener alguna infección viral. Consulte a su médico antes de administrar aspirina a un niño o adolescente. La incidencia del síndrome de Reye ha disminuido drásticamente en los últimos años gracias a la reducción de la administración de aspirina a los niños.
  • Evite administrar medicamentos que contengan salicilato a niños y adolescentes. Los ejemplos de esto incluyen Alka-Seltzer, Anacina, Bufferin y Pepto-Bismol.