*
Absceso entre el diente y la encía  
Absceso dental

Copyright © Nucleus Medical Media, Inc.

Definición  

El absceso dental es la acumulación de pus (material infectado) en un diente o en las encías. Hay dos tipos de abscesos dentales:

  • Absceso de la pulpa (almacenamiento de sangre y nervios dentro del diente)
  • Absceso entre el diente y la encía
*

Causas  

Un absceso dental es provocado por bacterias. Se origina cuando las bacterias invaden e infectan un diente. Esto produce una acumulación de pus. Cuando el pus no se puede drenar, se forma un absceso.

Afecciones que permiten que las bacterias invadan un diente:

  • Caries dental grave
  • Ruptura o grieta en un diente que permite a la bacteria invadir la pulpa

La comida u otros materiales extraños que quedan atrapados entre el diente y la encía pueden ocasionar una infección bacteriana en el área alrededor del diente.

*

Factores de riesgo  

Estos factores aumentan la probabilidad de desarrollar un absceso dental. Informe al dentista si presenta alguno de estos factores de riesgo:

  • Acumulación de sarro debajo de la línea de la encía
  • Aplicación inadecuada de flúor en los dientes, mediante agua fluorada, pasta de dientes o enjuagues bucales
  • Mala higiene dental (que provoca caries y enfermedades periodontales)
  • Desnutrición, incluso deficiencias graves de vitaminas y minerales
*

Síntomas  

Si tiene alguno de estos síntomas, no considere que se deba a un absceso dental. Estos síntomas podrían ser causados por otras afecciones. Informe al dentista si presenta alguno de estos síntomas:

  • Dolor palpitante y persistente en un diente o en el área de la encía
  • Dolor en los dientes al morder
  • Dolor de dientes espontáneo
  • Enrojecimiento, sensibilidad e hinchazón de las encías
  • Fiebre
  • Ganglios cervicales inflamados
  • Decoloración del diente
  • Mal aliento o sabor desagradable en la boca
  • Llaga abierta y que supura en las encías

Si no se trata, las complicaciones de un absceso dental pueden incluir:

  • Pérdida del diente y tejidos o huesos circundantes
  • Diseminación de la infección a tejidos o huesos circundantes
*

Diagnóstico  

El dentista lo interrogará acerca de los síntomas y antecedentes clínicos, además le realizará un examen detallado de los dientes y las encías.

El dentista revisará el diente para medir el dolor y la sensibilidad mediante:

  • Golpe ligero del diente
  • Estimulación del nervio dental con calor o frío
  • Estimulación del nervio dental con leves impulsos eléctricos
  • Colocación de una sonda entre el diente y la encía para medir huecos o pérdida de tejido

El dentista también tomará una radiografía del diente y el hueso circundante.

*

Tratamiento  

Extirpación del absceso mediante endodoncia  

  • Si el absceso proviene de caries o ruptura en el diente:
    • Se adormece el diente y el tejido circundante, y se hace un orificio a través la parte superior del diente.
    • Se elimina el pus y el tejido muerto del centro del diente.
    • El interior del diente y los conductos radiculares (nervio) se limpian y se rellenan con empaste.
    • Se coloca una corona en el diente para protegerlo.
  • Si el absceso se debe a una infección entre el diente y la encía:
    • El absceso se drena y se limpia cuidadosamente.
    • La superficie de la raíz del diente se limpia y alisa.
    • En algunos casos, se requiere cirugía para reformar la encía y prevenir la recurrencia de infecciones.

Extracción del diente  

  • Puede ser necesario extraer el diente si:
    • La caries y/o la infección dental es demasiado extensa para rellenar o hacer endodoncia.
    • La ruptura o grieta del diente es muy grave para ser reparada.
    • La infección o pérdida de tejido o hueso entre el diente y la encía es grave.
  • Si se extrae el diente, será reemplazado con:
    • Puente parcial
    • Prótesis dental
    • Implante dental

Medicamentos  

  • Antibióticos para atacar la infección residual en los dientes o encías
  • Medicamentos sin receta para aliviar el dolor ( ibuprofeno o paracetamol ) y enjuagues bucales de agua tibia con sal
*

Prevención  

Para reducir la probabilidad de sufrir un absceso dental, tome las siguientes medidas:

  • Higiene dental apropiada, incluso:
    • Cepillarse los diente con pasta dental con flúor después de las comidas o al menos dos veces al día
    • Pasarse hilo dental diariamente entre los dientes y las encías·
    • Someterse a revisiones dentales regulares (cada seis meses)
    • Someterse a una limpieza profesional de dientes y encías de forma periódica (cada seis meses)